El sueño de la razón produce monstruos (III)

El reciente atentado de Manchester, las guerras en Ucrania y Siria, las protestas en Venezuela, o el proceso de paz en Colombia, ponen de plena actualidad el tema que tratamos en esta serie de entradas del blog.

I-c- Terrorismo(III)

El nacionalismo continuó motivando la violencia en el siglo XX, muchos ataques eran dirigidos contra las potencias coloniales occidentales.

 

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Historia_del_terrorismo#Principios_del_siglo_20

 


Ucrania en la encrucijada (XII)

Tres años después del Euromaidán, Ucrania sigue sin resolver sus dilemas, inmersa en una crisis política, económica y social que, sumada al conflicto en el este del país, agudiza sus muchas contradicciones. Las protestas de hace un año,  marcaron la conmemoración del Euromaidán. Golpeados por el deterioro del nivel de vida, los ciudadanos de Ucrania reclamaron medidas tangibles que reflejen la voluntad de reforma de sus líderes, a los que acusaban de actuar de modo parecido al de sus predecesores.Ucrania, inmersa en una crisis política desde que se rompiera la coalición parlamentaria que sostenía al gabinete de Yatseniuk, por el abandono de dos grupos parlamentarios: Batkívshina (de la ex primera ministra Yulia Timoshenko) y Autodefensa; y que supuso la dimisión del propio Yatseniuk y su relevo en el cargo por  el presidente de la Rada Volodymyr Groysman, no ha resuelto sus problemas internos.

Por otro lado la UE, y sobre todo Alemania y Francia, pedían a Ucrania más reformas y estabilidad política, insistiendo en que Ucrania debe seguir con las reformas que le acerquen a Europa.La situación en Ucrania sigue siendo uno de los puntos de tensión entre la UE y Rusia.

Mientras se negocia, el Este de Ucrania avanza en su integración con Rusia.En los territorios orientales de Ucrania el rublo sustituye a la grivna y los productos rusos a los ucranianos.Mientras el gobierno de Kiev utiliza el bloqueo comercial como arma de guerra,  el abastecimiento económico de Donetsk  se mantiene con ayuda de Moscú.

El conflicto en Ucrania ha “afectado seriamente” a 580.000 niños cerca del frente de batalla o en zonas del volátil este que no están bajo control gubernamental,  según ha indicado la agencia de las Naciones Unidas para la protección de la infancia.En la otra zona anexionada de facto por Rusia,  la República de Crimea, se celebran cada año los aniversarios de su declaración de independencia y del referéndum que ratificó su adhesión a Rusia.

Aniversario de la reunificación de Crimea con Rusia en Simferopol (archivo)

 

Paralelamente, y como indicamos en la anterior entradavoluntarios extranjeros combaten en las filas del ejército ucraniano. Se ha probado que varios mercenarios de EE.UU, Polonia y Gran Bretaña están integrados en el ejército.

La mayoría de estos mercenarios pertenecen a empresas privadas de seguridad militar, que actúan como contratistas para los ejércitos que los contratan.La más famosa de estas empresas es la estadounidense Academi, más conocida por su antiguo nombre Blackwater Worldwide, y cuya actuación durante la ocupación de Irak resultó muy polémica.

Continuamos pues analizando los antecedentes de la actual situación en Ucrania.

 

Situación precedente.

II-Crisis económicas y fascismos.

b. Crisis económicas y reacción histórica ante ellas.1-De la primera huelga documentada, a la crisis de la República romana.a- Introducción

La Historia también está considerada como una ciencia social, y  tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad. Se denomina también “historia” al periodo que transcurre desde la aparición de la escritura hasta la actualidad.En el estudio de la historia conviene diferenciar tres conceptos a veces usados laxamente y que pueden llegar a ser confundidos entre sí:la historiografía es el conjunto de técnicas y métodos propuestos para describir los hechos históricos acontecidos y registrados; la historiología o «teoría de la historia» es el conjunto de explicaciones, métodos y teorías sobre cómo, por qué y en qué medida se dan cierto tipo de hechos históricos y tendencias sociopolíticas en determinados lugares y no en otros; y la historia como conjunto de hechos realmente acontecidos en el pasado de la humanidad.

En este sentido y en relación con otros aspectos estudiados por otras ciencias sociales, la historia relataría los hechos relevantes acontecidos en las sociedades humanas, consultando las fuentes escritas y orales que hayan podido llegar hasta nosotros a través del tiempo y relacionando estos hechos con la organización de estas sociedades, tanto en el aspecto político, como económico o cultural.Todos estos fenómenos colectivos producidos por la actividad social de los seres humanos, dentro del contexto histórico-cultural en el que se encuentran inmersos, son objeto de estudio de otra ciencia social: la sociología.

 

Como las fuentes escritas son las fuentes documentales habitualmente usadas como fuente histórica , es decir, el vehículo habitual de conservación de la memoria histórica que los historiadores utilizan para la reconstrucción, análisis e interpretación del pasado de la humanidad, osea, la historia; esta se acota en el tiempo a partir de la aparición de la escritura.La invención de la escritura se dio en varios lugares del mundo de manera independiente. Las primeras técnicas de escritura se remontan al cuarto milenio a. C. Surgió en Egipto, Mesopotamia y China. El sistema creado en Oriente Próximo y Egipto se extendió rápidamente a las áreas culturales cercanas y es el origen de la mayoría de las escrituras del mundo. En América la escritura también apareció en Mesoamérica, teniendo como uno de sus primeros ejemplos conocidos los jeroglíficos de la escritura maya.

 

La evolución de la escritura fue un proceso originado por la práctica económica y la necesidad en el antiguo Oriente Próximo.Las transacciones entre tierras alejadas y diferidas en el tiempo necesitaban plasmarse en contratos.Estos contratos se fundamentaban en unas bolas huecas de arcilla que contenían los datos, pequeñas formas de arcilla que simbolizaban los nombres de tres maneras diferentes: esferas, cono y cilindros; a los que se añadían unas formas convencionales que designaban aquello que se contrataba. En caso de reclamación se rompía la bola seca, sobre la cual se había firmado con su sello para su control, y en la que se comparaba la cantidad y la entrega. Finalmente se encontró la solución más simple: aplastar esta bola de arcilla y dibujar (escribir) en ambas caras el contenido del contrato: qué, cuánto y cuándo, utilizando una pequeña caña.

Resultado de imagen de bolas huecas de arcilla que contenían los datosResultado de imagen de bolas huecas de arcilla que contenían los datos

La arqueóloga Denise Schmandt-Besserat determinó la conexión entre las «fichas» de arcilla sin categorizar previamente y la primera escritura conocida, el protocuneiforme.El sistema de escritura mesopotámica original (ca. 3500 a. C.) deriva de este método de conservar operaciones, y para finales del IV milenio a. C., ya se había transformado en el uso de un estilete de forma triangular que se presionaba sobre arcilla flexible (escritura cuneiforme). Así, la invención de los primeros sistemas de escritura es más o menos contemporánea con el principio de la Edad del Bronce en la última mitad del IV milenio a. C. en Sumeria.

Aunque es posible que la escritura egipcia sea un ejemplo de difusionismo (arqueología) transcultural de sus contemporáneos comerciales de Mesopotamia, los egipcios no tomaron prestados los símbolos escritos mesopotámicos. En su lugar, utilizaron su propia iconografía artística. Hay muestras de jeroglíficos egipcios arcaicos en la Paleta de Narmer del 3100 a. C., y aún mayor grado de elaboración se puede ver en los Textos de las Pirámides del III milenio a. C. En el sur de Egipto, Günter Dreyer descubrió registros de entregas de lino y aceite que, según la prueba del carbono, han sido datados entre el 3300 y el 3200 a. C., anteriores, pues, al periodo dinástico. Este hallazgo cuestiona la creencia extendida de que los primeros pueblos en escribir fueron los sumerios de Mesopotamia (actual Irak) en algún momento anterior al 3000 a. C.

Resultado de imagen de Jeroglíficos egipcios

La escritura egipcia se caracteriza por el uso de signos, cuyo significado se conoce gracias al descifrado de los textos contenidos en la Piedra de Rosetta, que fue encontrada en 1799, en la que está grabado un decreto en tres tipos de escritura: jeroglífica, demótica y griega uncial. Se consiguió descifrar este documento gracias a los estudios realizados por Thomas Young y, fundamentalmente, a Jean-François Champollion quien logró descifrar el método de su lectura en 1822, 23 años después de ser descubierta la piedra.Es así como los documentos escritos en caracteres jeroglíficos que se han conservado, pueden ser traducidos a las lenguas modernas.

Rosetta Stone.JPG

Los jeroglíficos reflejaban el lenguaje habitual, aunque con el tiempo fue usado preferentemente en las simbólicas representaciones de los templos.Para la escritura cotidiana se utilizaba el hierático, y así lo evidencia el papiro Rhind, donde consta una muestra del conocimiento matemático de los antiguos egipcios.Los encargados de inscribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura, como la hierática o demótica, que permitía escribir rápidamente, con la ayuda de un cálamo sobre papiros u ostracas, eran conocidos como escribas.El escriba era el copista o amanuense de la Antigüedad. En la civilización del Antiguo Egipto, era un personaje fundamental, culto, experto en la escritura jeroglífica y pictográfica, y conocedor de los secretos del cálculo, siendo el único capaz de evaluar los impuestos, asegurar los trabajos de construcción y transcribir las órdenes del faraón.Gracias a ellos podemos hacernos una idea de como era la vida en esa época de la Historia.

Resultado de imagen de Escriba

 


El sueño de la razón produce monstruos. (II)

Se siguen produciendo atentados terroristas, y no solamente en Occidente .Siguen las guerras, con el consiguiente aterrorizamiento de la población civil.En esta serie de entradas del blog, intentaremos explicar el fenómeno.

I-b- Terrorismo (II)

El terror, como arma política de los ciudadanos,tuvo, en sus orígenes, dos tendencias bien definidas: la nacionalista  y la antiautoritaria. Dentro de la tendencia nacionalista, uno de los primeros grupos terroristas en utilizar técnicas modernas fue la fraternidad feniana y su vástago de la Hermandad Republicana Irlandesa.Los dos fueron fundados en 1858 como grupos nacionalistas revolucionarios y militantes, tanto en Irlanda como en la comunidad de emigrados en los Estados Unidos. Su objetivo era establecer una república independiente en Irlanda, y comenzaron a llevar a cabo actos frecuentes de violencia en Gran Bretaña metropolitana para alcanzar sus objetivos mediante la intimidación.En 1867, miembros de la dirección del movimiento fueron detenidos y condenados por organizar un levantamiento armado.  La organización volvió a atentar en Gran Bretaña de 1881 a 1885, con la campaña de dinamita feniana , que es considerada una de las primeras campañas de terror modernas.  En lugar de las anteriores formas de terrorismo basado en el asesinato político, esta campaña utiliza técnicas modernas, explosivos temporizados con el objetivo expreso de sembrar el miedo en el corazón de la Gran Bretaña metropolitana, con el fin de obtener beneficios políticos.Estas organizaciones pueden considerarse como el germen del IRA.

La terndencia terrorista antiautoritaria apareció en Rusia en la segunda mitad del siglo XIX, entre algunos grupos opositores al régimen zarista, tomando como inspiración el terrorismo de Estado de la Revolución francesa.El clima político y social de la década de 1860 estuvo marcado por el activismo político de los movimientos de oposición al absolutismo zarista; principalmente por el terrorismo. La mayor parte de la población permanecía en la miseria y la ignorancia, por lo tanto la tarea social, política y cultural era cosa de la inteliguentsia, de los intelectuales.Escritores como TurguénevTolstói y Dostoyevski, o pintores como Iliá Repin, marcaban las tendencias de la época.

En el seno de este movimiento hubo dos posiciones diferenciadas: por una parte los populistas, y por otra los nihilistas.

Los populistas, también conocidos como naródniki, surgieron a raíz de la revuelta decembrista, que pretendía instalar un régimen liberal a la muerte de Alejandro I. El término deriva de la expresión rusa Хождение в народ ( Khozhdeniye v narod, en español: «Yendo hacia el pueblo»).En respuesta al aumento de las tasas para los estudios superiores, se produjo un movimiento de agitación estudiantil  en el ambiente universitario, después del cual,  muchos estudiantes fueron expulsados.Tras esa circunstancia, Aleksandr Herzen escribió en su revista un alegato de la vida campesina como solución al problema de las expulsiones de universitarios: los expulsados de las universidades se convierten en maestros rurales, paramédicos, u otros oficios afines.En los años siguientes, el número de expulsados creció, y el “ir al pueblo” se convirtió en un fenómeno de masas. Los conflictos crecientes entre el campesinado y los kuláks o kulakí, hicieron tomar partido a estos estudiantes que conformaron grupos de “populistas” (naródniki) tratando de enseñar a los campesinos sus ideas sobre un socialismo agrario basado en los mircomunidades campesinas cuyas tierras se poseían y labraban en común.Los grupos no establecieron una organización concreta, pero compartían el propósito general común de derrocar a la monarquía y a los kulakí, y distribuir la tierra entre los campesinos.Su primera organización surgió en los años 1860 y se llamó Zemliá i Volia (‘Tierra y Libertad’).

Las revoluciones Mexicanas / Part 2

Las bases programáticas se realizaron con las ideas de Aleksandr Herzen  y Nikolái Ogariov. Uno de los más importantes objetivos de la organización fue la convocatoria de un congreso del pueblo sin distinción de clases.La organización surgió al principio como la agrupación poco cohesionada de grupos afines al ideal populista.Pronto fue diezmada por los arrestos de la policía zarista pero sobrevivió con el surgimiento de grupos de exiliados y nuevos dirigentes.Desaparecida la organización, nuevamente resurgió en 1876 como una organización populista mejor organizada.El grupo central contaba con unos veinticinco miembros, pero la organización tenía además otros grupos en ciudades de provincias.Desde estos centros, estudiantes, maestros, médicos, funcionarios de los zemstvos y otros intelectuales partían a agitar a los campesinos de los alrededores.En octubre de 1878, comenzó a imprimirse una publicación con el nombre de la organización, impresa en el extranjero e introducida en Rusia ilegalmente.Para entonces empezaron las tensiones en el grupo ante la falta de resultados de la agitación en el campo, las acciones represivas del poder y la influencia de la tendencia nihilista, lo que desembocó en una división entre partidarios y contrarios en utilizar el terrorismo como arma política.El ala terrorista formó una nueva organización, Naródnaya Volya, mientras que la rama populista se organizó en la Repartición Negra (Чёрный Передел, Chiorni peredel).

La tendencia nihilista fue una parte del radicalismo ruso de la época.La década de los sesenta es considerada como la década del nihilismo. La pérdida de la Guerra de Crimea, la apertura del régimen al exterior y las relativas libertades concedidas por el zar –por ejemplo, en prensa– sirvieron de caldo de cultivo para esta nueva tendencia. De carácter fundamentalmente intelectual, el nihilismo representó una reacción contra las antiguas concepciones religiosas, metafísicas e idealistas. Los jóvenes nihilistas, retratados como rudos y cínicos, combatieron y ridiculizaron las ideas de sus padres. Su sinceridad rayaba la ofensa y el mal gusto, y esta actitud fue lo que más pareció definir a este movimiento. La actitud despectiva y negativa quedó perfectamente retratada en el personaje Bazárov de la novela Padres e hijos de Iván Turguénev. Criticaban las posiciones esteticistas en el arte por recrearse con la belleza en abstracto y carecer de una utilidad social real. Adoptaron también una postura ética utilitarista denominada “egoísmo racional” por la cual buscaron redefinir las relaciones sociales en ámbitos como la amistad, el amor o el trabajo.

Resultado de imagen de Padres e hijos (novela) Turguenev

El nihilismo tiene antecedentes muy antiguos y se encuentra ya en algunos textos filosóficos hebreos, como el Eclesiastés. Entre otros filósofos que han escrito sobre esta materia se incluye a Friedrich Nietzsche y a Martin Heidegger. Aunque en el nihilismo ruso tuvo más influencia  el positivismo, con el que estos jóvenes compartieron su afán ilustrador y su apología del modo de pensar científico. Autores positivistas como Comte fueron un claro referente para los jóvenes nihilistas.

Los jóvenes nihilistas aparecían a ojos de los populistas como una banda de charlatanes cargados de pesimismo y negatividad. Y para los nihilistas las posturas populistas, es decir, la fe en el campesino analfabeto e ignorante como motor de todo progreso en Rusia, eran una soberana estupidez. Chocaban igualmente en algunos referentes ideológicos. En el Sovreménnik  (publicación populista) se impuso la filosofía hegeliana (concretamente el hegelianismo de izquierdas representado por Feuerbach y su religión humanista) y en el Rússkoe Slovo (publicación nihilista) el materialismo vulgar y el cientifismo radical.También se diferenciaban en sus posturas políticas.Los populistas eran partidarios del socialismo agrario basado en el mir o comuna rural rusa, mientras que los nihilistas recibieron, en parte, gran influencia de Saint–Simon, adoptando  una postura industrialista, y , por otro lado, del  pensamiento del anarquista francés Pierre Joseph Proudhon.

Aunque fueron muy criticados por los miembros de Naródnaya Volia, ya que veían en el nihilismo una corriente egoísta y un solipsismo contrarios al espíritu populista, basados en impulsos personales, ignorando al pueblo, y calificaban al nihilismo de pretensión aristocrática, surgida a la sombra de una nobleza decadente;  muchos de sus miembros se vieron influidos por figuras nihilstas como Serguéi Necháyev , conocido por su teoría de la revolución con medios mínimos y por su extremismo, expresado en sus escritos, como Catecismo del revolucionario“.Influidos por estas ideas, perpetran su atentado más famoso: el asesinato del zar Alejandro II,  cosa que lograron en marzo de 1881 al cabo de varios intentos fallidos.

Resultado de imagen de alejandro ii rusia

Aunque la relación de Necháyev con las ideas nihilistas e incluso con el anarquismo, es compleja y discutida, empezando porque nunca declaró un credo ideológico ni filosófico, en momentos de su vida y obra se acerca a estas y en otros momentos lo que hace es una apología del simple terrorismo, muchas veces estuvo entre lo serio y otras entre lo ridículo, unas veces consciente de esto otras veces no; cuestiones que lo han convertido en una caricatura del radical político, entra en comunicación con Mijaíl Bakunin y su amigo y colaborador Nikolái Ogariov.

Bakunin, en su libro “Cartas a un francés sobre la crisis actual” ,  declaró que “deben difundirse los objetivos anarquistas, por eso se debe hacer más potente la propaganda anarquista”. Anteriormente, el revolucionario italiano Carlo Pisacane escribió en su libro “testamento político” (1857) que “los anarquistas son un grupo de hechos”.El anarquista francés Paul Brousse  popularizó la frase “propaganda por el hecho” y en 1877 él citó como ejemplo la comuna de París. Por el año 1880, el lema “propaganda por el hecho” había comenzado a utilizarse para referirse a los atentados anarquistas. Reflejando esta nueva comprensión del término, en 1895 el anarquista italiano Errico Malatesta, escribió que la “propaganda por el hecho” tenía como objetivo incitar violentas insurrecciones comunales destinadas a encender una revolución inminente.

La idea vertida por Malatesta y Cafiero  no contemplaba los atentados individuales, sino que hacía referencia a la alteración del orden colectivo: manifestaciones, motines, e incluso, alzamientos.Lo esencial de esta propuesta era que solo la palabra no era suficiente para conmover al grupo, entendido este como la sociedad. Estas ideas dieron pie, sobre todo durante los últimos años del siglo XIX, a la realización de toda una serie de atentados que sí lograron sembrar el desasosiego, consiguiendo atraer la atención y evitando que su “desviación” se minimizara o descalificara.

Uno de los más fervientes defensores de dicha estrategia fue Johann Most, quien alababa estos actos debido a la gran resonancia que tenía entre las masas. Fue así como también se le denominó Dynamost, debido a su método preferido de atentado, la dinamita, si bien nunca estuvo claro si se involucró directamente en alguno.Entre 1890 y 1900 tuvo lugar en todas partes un periodo de terrorismo anarquista. Muchos artistas y escritores compartían estos atentados ya que según ellos conmover, enfurecer y expresar la propia protesta era la única cosa que podía hacer cualquier hombre sensible y honrado. En España, los atentados se iniciaron tras la represión sufrida por las organizaciones anarquistas, cuya ilegalización y persecución forzó a sus militantes a actuar en la clandestinidad y les impulsó a llevar a cabo este tipo de actos violentos.

En gran parte, la propaganda por el hecho se relaciona con la ola de atentados individuales realizados contra monarcas y demás jefes de Estado a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, a manera de magnicidio, regicidio o tiranicidio. En su tiempo estas acciones terroristas, que en un principio solo fueron formalmente desaconsejadas, llegaron finalmente a ser repudiadas por la gran mayoría del movimiento anarquista por los excesos que se llegaron a cometer; habiéndose dado en ocasiones asesinatos a personajes que no detentaban ni tenían relación con el máximo poder político, por la falta de proyección de las acciones cometidas, y porque obstruía el trabajo metódico de las organizaciones anarquistas siendo motivo para la represión de estas por parte de los Estados.

El famoso teórico anarquista Piotr Kropotkin apoyó la propaganda por el hecho, diciendo que «un acto puede, en unos pocos días, hacer más propaganda que miles de panfletos». Sin embargo, él y otros pensadores comenzaron a albergar dudas sobre la eficacia de las formas violentas de esta táctica a finales del siglo XIX. «Una estructura basada en siglos de historia no puede ser destruida con unos cuantos kilos de explosivos», publicó Kropotkin en La Révolte.

Resultado de imagen de Propaganda por el hecho

Inspirados tanto por la tendencia nacionalista como por la antiatoritaria, varios grupos usaron de la violencia en contra de el Imperio Otomano en evidente decadencia. Uno de estos fue la Federación Revolucionaria Armenia, un movimiento revolucionario fundado en Tiflis en 1890.El grupo se dedicaba al contrabando de armas y el secuestro, ellos seguían las tácticas de grupos anarquistas en Europa, pensaban que con la suficiente presión el Imperio Otomano se retiraría de Armenia.En 1896 capturaron el Banco Imperial Otomano en la ciudad de Estambul,  exigiendo la intervención Europea para detener las masacres contra los armenios y la creación de un estado armenio, el intento fue fallido y el grupo fue desarticulado.

También inspirado por el Narodnaya Volya, la Organización Interna Revolucionaria de Macedonia fue un movimiento revolucionario fundado en 1893.Este grupo operaba en la parte de Macedonia controlada por los otomanos. A través del asesinatos y la provocación de revueltas, el grupo trató de obligar al gobierno Otomano la creación de una nación macedonia. El 20 de julio de 1903, el grupo incitó un levantamiento armado contra los Otomanos. La Organización Revolucionaria de Macedonia exigió a varios gobiernos europeos su ayuda para crear un estado macedonio libre.Las demandas fueron ignoradas y las tropas turcas aplastaron a los 27,000 revolucionarios macedonios en Ilinden dos meses más tarde

En Estados Unidos, a parte del apoyo a la tendencia nacionalista del terrorismo, sobre todo en la comunidad de emigrados irlandeses, se desarrollaron posturas políticas opuestas, que utilizaron la violencia terrorista como forma de propagar sus ideas: una más liberal y otra totalmente opuesta. Antes de la Guerra Civil de Estados Unidos, el abolicionista John Brown era líder y miembro de grupos que estaban en contra de la esclavitud, entre 1856 y 1859 John fue el líder de diversos atentados, el más famoso fue en 1859 contra un arsenal en Harpers Ferry. Las fuerzas locales pronto recuperaron el arsenal, John fue capturado , juzgado y ejecutado por traición.Un biógrafo de Brown escribió que el propósito de Brown era “la fuerza de la nación en un nuevo esquema político mediante la creación del terror”. En 2009, en el 150 aniversario de la muerte de Brown, varios medios de comunicación debatieron si Brown tenía que ser considerado un terrorista.

Después de la Guerra Civil, el 24 de diciembre de 1865, fue creado en los antiguos estados de la Confederación el Ku Klux Klan (KKK). El ku klux klan uso la violencia, linchamientos, asesinatos y actos intimidatorios como la quema de la cruz para oprimir, en particular a los afroamericanos, y crear una sensación de miedo e inseguridad con sus entradas dramáticas y sus rostros enmascarados. Este grupo era de supremacía blanca, antisemita, racista, anti-católico, y nativista.  Los fundadores del ku klux klan se jactaba de que era una organización nacional de 550.000 hombres y que se podría reunir a 40.000 hombres del klan, dentro de solo cinco días de antelación, el grupo no tenía registrados a sus miembros así que es difícil saber cuantos eran en realidad. El ku klux klan, era políticamente poderoso, y en varias ocasiones controlaron los gobiernos de Tennessee, Oklahoma y Carolina del Sur, además de varias legislaturas en el sur del país.

Resultado de imagen de Ku Klux Klan


Centenario de la revolución de Febrero, en Marzo.

Entre las diversas complejidades de la revolución rusa, una consiste en llamar revolución de febrero a lo que en realidad empezó el 8 de marzo. Bajo el zarismo, Rusia mantenía el calendario juliano, que difería en 13 días del calendario occidental, así que aún era 23 de febrero cuando en la mayoría de los países europeos era 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.

El primer Día de la Mujer en Rusia fue conmemorado el 3 de marzo de 1913. En 1914, cuando se instituyó el 8 de marzo, las organizadoras cayeron presas y no hubo convocatoria. Los años siguientes, en plena guerra, la conmemoración no tuvo una especial importancia.Para ese 8 de marzo no estaban previstas grandes acciones, más allá del reparto de octavillas y alguna asamblea.Nadie había previsto que ese día las mujeres obreras iniciaran la revolución.

Desde el inicio de la guerra el precio del carbón se había quintuplicado y los alimentos multiplicado por siete. El pan se había convertido en la comida principal y casi única. El año de 1917 comenzó con un intenso frío y una gran inflación en Rusia. Se sucedían las huelgas y las manifestaciones por la escasez de alimentos en las principales ciudades, debidas a la mediocre distribución. Su carácter era, además, cada vez más amenazador para el régimen: crecía el número de protestas políticas y no únicamente económicas.La policía política, la Ojrana, tiene los ojos bien abiertos y advierte: “Los niños se mueren de hambre en el sentido más literal de la palabra”. Otro informante escribe: “Si hay una revolución, será una revuelta del hambre”. “Un abismo se abre entre las masas y el gobierno”, advertía otro agente.

 

En febrero de 1917, el 47 por ciento de la clase obrera de Petrogrado eran mujeres. Muchos hombres estaban en el frente. Las obreras eran mayoría en la industria textil, del cuero y del caucho, y numerosas en oficios que antes habían tenido vedados: los tranvías, las imprentas o la industria metalúrgica, donde había unas 20.000. Las obreras eran también madres: debían garantizar el pan de sus hijos. Y, antes de ir a la fábrica, hacían interminables colas (unas 40 horas semanales) para conseguir algo de comida, acampando durante la noche, en pleno invierno ruso. Los informes policiales recogen que allí aprendieron “a insultar a Dios y al zar, pero más al zar”; y alertan de que: “son material inflamable que sólo necesita una chispa para estallar”.

El hecho es que las mujeres de algunas empresas textiles del barrio de Viborg decidieron declararse en huelga. A las diez de la mañana se habían reunido unas veinte mil. Al llamamiento de las mujeres, los obreros de algunas fábricas se unieron a la manifestación. Un trabajador de la fábrica mecánica Nobel recuerda: “Podíamos oír las voces de las mujeres en las calles desde las ventanas de nuestro departamento: ‘¡Abajo la carestía! ¡Abajo el hambre! ¡Pan para los trabajadores!’. Varios camaradas corrimos a las ventanas… Las puertas del molino número 1 Bolshaia Sampsonievskaia habían sido abiertas. Masas de mujeres trabajadoras llenaban las calles. Aquellas que nos habían visto comenzaron a mover sus brazos y gritaban ‘¡Vengan! ¡Dejen de trabajar!’. Arrojaban bolas de nieve a las ventanas. Decidimos unirnos a la manifestación”. Se calcula que alrededor de 90.000 obreras y obreros participaron en la huelga. 

Al día siguiente, 24 de febrero, el movimiento se amplía aún mucho más. Casi la mitad de las obreras y obreros están en huelga. A la exigencia de “Pan” se le unen las consignas de “Abajo el zar” y “Abajo la guerra”. Grandes manifestaciones se dirigen hacia el centro de la ciudad. La policía ha levantado los puentes que separan los barrios obreros del centro, pero el río Nevá todavía está helado y miles de huelguistas se atreven a cruzarlo. Se suceden los enfrentamientos con la policía y aparecen también los temidos cosacos. Los soldados, con la sonrisa en los labios, trotaban prudentemente entre la muchedumbre, sin usar sus armas, sin escuchar las ordenes de los oficiales, que tampoco insistían. En algunos lugares los soldados confraternizaban con los obreros, llegando hasta entregarles sus fusiles, apearse y mezclarse con el pueblo. Esta actitud de las tropas envalentonaba a las masas. No obstante, en ciertos puntos la policía y los cosacos cargaron contra grupos de manifestantes con banderas rojas. Hubo muertos y heridos.

El movimiento ya es imparable. La huelga es ya una huelga general, sobre todo después de que el día 25 la fábrica Putilov, en la que trabajan 30.000 personas, decide unirse. También se suman los estudiantes. Al final del día algunos barrios están en manos de los rebeldes. Las comisarías han sido asaltadas o abandonadas.

Resultado de imagen de fábrica Putilov

 

La noche del sábado, sin embargo, la situación cambió con la orden del zar de acabar con las protestas por la fuerza, que obligó a las tropas de la guarnición a tomar partido y la decisión del Gobierno de disolver la Duma hasta abril. El domingo el número de víctimas creció notablemente y el ánimo de la guarnición, obligada a aplastar los desórdenes con las armas, se volvió revoltoso; rápidamente el Gobierno perdió el control de la mayoría de las unidades militares de la ciudad y quedó impotente para acabar con la revuelta. Por su parte, la Duma, reacia hasta entonces a enfrentarse abiertamente con el Gobierno —prefiriendo un acuerdo de reformas con el soberano—, decidió apoyar las protestas para tratar de controlarlas.

El zar reaccionó negándose a otorgar reformas políticas y ordenando la marcha de tropas contra la capital, pero la renuencia de los altos mandos militares a enfrascarse en grandes operaciones militares en la retaguardia, su convencimiento de la necesidad de realizar concesiones y llegar a un acuerdo con la Duma, el control de las comunicaciones por los rebeldes y la falta de confianza en las tropas frustraron este intento de sofocar la revolución en la capital.

El momento decisivo ha llegado. Se organizan mítines a las puertas de los cuarteles. En algunos los oficiales logran disolver a la masa obrera, en otros no se atreven. Al caer la noche, se rebela el regimiento Pavlovsky. En las primeras horas de la mañana del 27, los oficiales del regimiento Volynski intentan movilizar sus tropas contra los trabajadores. Los soldados se niegan a marchar. Frente a las amenazas de los oficiales, un sargento dispara contra un comandante; en el tiroteo mueren varios oficiales. Con esos disparos, los soldados del Volynski se unen a la revolución: sólo su victoria podrá salvarlos de la horca. Copiando la táctica de las obreras y obreros, se dirigen al resto de cuarteles para animarles a unirse a la lucha de todo el pueblo. Las condiciones estaban maduras, sólo encontraron oposición en algunos oficiales. La insurrección ha triunfado. Las obreras y obreros, toda la clase trabajadora, los soldados, en su mayoría campesinos con uniforme, han vencido. Es el fin de una monarquía, de supuesto origen divino, de más de 300 años de existencia que apenas logra encontrar fuerza social o armada que la defienda.

Resultado de imagen de Revolución de Febrero

 

El martes las últimas tropas leales al Gobierno se acuartelaban al no llegar los refuerzos esperados del frente, el Gobierno se había dispersado para tratar de evitar su captura la noche anterior y algunas importantes ciudades se habían unido al alzamiento. El jueves el zar, privado del apoyo de sus generales, abdicaba en su hermano el gran duque Miguel que, sin embargo, no aceptó el trono, lo que facilitó la formación de un nuevo Gobierno provisional acordado por los recién formados Comité Provisional de la Duma y Comité ejecutivo del Sóviet de Petrogrado. Las principales consecuencias de la revolución fueron el hundimiento del régimen autocrático zarista y la formación de un poder de gobierno dual, compartido de manera inestable entre el Gobierno provisional y el Sóviet de Petrogrado.

Bastó el levantamiento de la población de Petrogrado para acabar con el zarismo. Moscú, la segunda ciudad de Rusia en ese momento, se unió cuando el triunfo ya estaba asegurado y así fue también en el resto del país. No hay ninguna duda del carácter de clase de la revolución. Un economista liberal de la época, Tugan Baranovski, lo explicó con precisión:“No fueron las tropas, sino los obreros quienes iniciaron la insurrección; no los generales, sino los soldados quienes se personaron ante la Duma (parlamento ruso). Los soldados apoyaban a los obreros no porque obedecieran dócilmente las órdenes de sus oficiales, sino porque […] sentían el lazo que les unía a los obreros como una clase compuesta de trabajadores, como parte de ellos mismos. Los campesinos y los obreros: he ahí las dos clases sociales a cuyo cargo ha corrido la revolución rusa”.

 

En febrero de 1917 las mujeres iniciaron la revolución y, sin embargo, en la memoria ha quedado poco reconocimiento de sus hazañas. Ni siquiera entre los dirigentes de la revolución se recuerdan los nombres de Alexandra Kollontai o de Nadiezna Krupskaia, mujeres que ocuparon un puesto dirigente durante el proceso revolucionario o en el gobierno soviético. Las obreras de Petrogrado simbolizaron con su acción también una ruptura con su opresión específica como mujeres, y la revolución reconoció de inmediato que las grandes transformaciones sociales y políticas serían incompletas sin lograr la plena emancipación de las mujeres.

Desde febrero a octubre de 1917, participaron en el movimiento revolucionario y se organizaron autónomamente en la defensa de sus propias reivindicaciones. Sirva como ejemplo que en los días previos a la insurrección de octubre se reunió una conferencia de mujeres representantes de 50.000 trabajadoras de toda Rusia. Para las mujeres la victoria de la revolución era también el primer paso para su emancipación.

Resultado de imagen de Revolución de Febrero

 

*Para ampliar información: http://www.sinpermiso.info/textos/febrero-1917-las-mujeres-inician-la-revolucion.

http://uni-lliure.ourproject.org/wp-content/uploads/2011/10/La-Revolucion-Desconocida-Volin.pdf


Artesanía

La orfebrería es el trabajo artístico realizado sobre utensilios o adornos de metales preciosos, o aleaciones de ellos. Procede del latín auri (‘oro’) y faber (‘fabricador’). Los metales que constituyen los objetos de orfebrería propiamente dichos son eminentemente la plata y el oro o una mezcla de ambos, el electro.

Con el oro y la plata se fabricaban ya desde la prehistoria, utensilios muy variados como vasijas, piezas de adorno, joyas, monedas y estatuas siguiendo el estilo, la ornamentación y el gusto propios de la época y de la nación que los elaboraba, como puede observarse recorriendo las principales civilizaciones.

Las técnicas empleadas en el trabajo del oro fueron muy sencillas al inicio. El martillado en frío proporcionaba láminas e hilos que podían adoptar formas diferentes. Posteriormente, pero aún en una época temprana, se utilizaron el calentado y la fusión. Los avances técnicos supusieron una diversificación de las formas.

Resultado de imagen de Orfebrería


Artes-Música

Al sur del Río Bravo se desarrollaron varias civilizaciones, cuya música es la base de la actual música que nos llega desde esa parte del continente americano.


La rebelión que cambió el calendario.

 

Acaba de comenzar un nuevo año y, como de costumbre, la celebración por ese hecho se extiende por todo el globo.Sin embargo, el 1 de enero no tiene ningún significado astronómico especial, ¿por qué celebramos el Año Nuevo precisamente ese día? La elección del 1 de enero tiene más que ver con las vicisitudes de la historia, y se lo debemos a un puñado de celtíberos rebeldes del siglo II antes de la Era común.

Resultado de imagen de celtíberos

Tras la primera guerra celtíberaTiberio Sempronio Graco, procónsul de la Hispania Citerior, firmó  pactos con las tribus de los belos y los titos, consiguiendo una cierta pacificación y atracción de las élites indígenas hacia Roma.Por estos pactos, los oppida celtíberos deberían pagar un tributo anual y prestar servicio militar en las legiones romanas, a cambio podrían mantener la autonomía y se prohibía amurallar nuevas ciudades.

Hacia el año 154 a.E. c., los habitantes de Sekaisa (Segeda)–cerca de la actual Calatayud, en Zaragoza– con el fin de proteger a su creciente población, comenzaron a construir una nueva muralla. Este hecho incumplía los tratados, por lo que cuando la noticia llegó a Roma, el Senado ordenó que se paralizaran las obras. Además, aprovecharon para reclamar el pago de tributos y la entrega de tropas.

Resultado de imagen de segeda

 

A pesar de la advertencia, los belos de Segeda argumentaron que Graco había prohibido que se fundaran nuevas ciudades fortificadas, pero no que se amurallaran las ya existentes. En cuanto a la entrega de tributos y soldados, los segedanos recordaron a Roma que habían quedado exentos de dicho pago.

Roma no tardó en tomar la decisión de actuar contra aquellos rebeldes celtíberos. Sin embargo, había un problema. Para poder reclutar un ejército capaz de derrotar a los celtíberos había que esperar a que se celebraran las elecciones anuales de magistrados, que tenían lugar al inicio del año, en aquel entonces el 15 de marzo (en el Idus de Martius ). Aquello suponía un gran inconveniente, pues contando con el tiempo para llevar a cabo la leva y el traslado de la tropa, era muy probable que a la llegada de las legiones a la Celtiberia los belos hubieran terminado de fortificar Segeda y, para colmo, con el duro invierno ya comenzado.

Esa fue la razón de que los romanos tomasen una decisión inaudita: trasladaron el comienzo del año del 1 de marzo al 1 de enero. De esta manera el Senado decidió enviar al cónsul Quinto Fulvio Nobilior con un ejército de treinta mil hombres en el 153 a.E.c. utilizando la rebelión de los segedanos como casus belli para la conquista de la Celtiberia.

Imagen relacionada

Y es así como el inicio de la segunda guerra celtíbera cambió el día en que daba comienzo el año en el calendario romano, el cual , con algunas modificaciones, sigue rigiendo nuestros designios diarios.