Artes-Música

Al sur del Río Bravo se desarrollaron varias civilizaciones, cuya música es la base de la actual música que nos llega desde esa parte del continente americano.


La rebelión que cambió el calendario.

 

Acaba de comenzar un nuevo año y, como de costumbre, la celebración por ese hecho se extiende por todo el globo.Sin embargo, el 1 de enero no tiene ningún significado astronómico especial, ¿por qué celebramos el Año Nuevo precisamente ese día? La elección del 1 de enero tiene más que ver con las vicisitudes de la historia, y se lo debemos a un puñado de celtíberos rebeldes del siglo II antes de la Era común.

Resultado de imagen de celtíberos

Tras la primera guerra celtíberaTiberio Sempronio Graco, procónsul de la Hispania Citerior, firmó  pactos con las tribus de los belos y los titos, consiguiendo una cierta pacificación y atracción de las élites indígenas hacia Roma.Por estos pactos, los oppida celtíberos deberían pagar un tributo anual y prestar servicio militar en las legiones romanas, a cambio podrían mantener la autonomía y se prohibía amurallar nuevas ciudades.

Hacia el año 154 a.E. c., los habitantes de Sekaisa (Segeda)–cerca de la actual Calatayud, en Zaragoza– con el fin de proteger a su creciente población, comenzaron a construir una nueva muralla. Este hecho incumplía los tratados, por lo que cuando la noticia llegó a Roma, el Senado ordenó que se paralizaran las obras. Además, aprovecharon para reclamar el pago de tributos y la entrega de tropas.

Resultado de imagen de segeda

 

A pesar de la advertencia, los belos de Segeda argumentaron que Graco había prohibido que se fundaran nuevas ciudades fortificadas, pero no que se amurallaran las ya existentes. En cuanto a la entrega de tributos y soldados, los segedanos recordaron a Roma que habían quedado exentos de dicho pago.

Roma no tardó en tomar la decisión de actuar contra aquellos rebeldes celtíberos. Sin embargo, había un problema. Para poder reclutar un ejército capaz de derrotar a los celtíberos había que esperar a que se celebraran las elecciones anuales de magistrados, que tenían lugar al inicio del año, en aquel entonces el 15 de marzo (en el Idus de Martius ). Aquello suponía un gran inconveniente, pues contando con el tiempo para llevar a cabo la leva y el traslado de la tropa, era muy probable que a la llegada de las legiones a la Celtiberia los belos hubieran terminado de fortificar Segeda y, para colmo, con el duro invierno ya comenzado.

Esa fue la razón de que los romanos tomasen una decisión inaudita: trasladaron el comienzo del año del 1 de marzo al 1 de enero. De esta manera el Senado decidió enviar al cónsul Quinto Fulvio Nobilior con un ejército de treinta mil hombres en el 153 a.E.c. utilizando la rebelión de los segedanos como casus belli para la conquista de la Celtiberia.

Imagen relacionada

Y es así como el inicio de la segunda guerra celtíbera cambió el día en que daba comienzo el año en el calendario romano, el cual , con algunas modificaciones, sigue rigiendo nuestros designios diarios.


Ciencias-Biología

La paleontología  es la ciencia natural que estudia e interpreta el pasado de la vida sobre la Tierra a través de los fósiles.Se encuadra dentro de las ciencias naturales, posee un cuerpo de doctrina propio y comparte fundamentos y métodos con la geología y la biología con la que se integra estrechamente.

Se puede considerar a la Paleontología como una división temporal de la Biología. La Biología facilita una información acerca de los seres vivos sin la cual es imposible hacer una interpretación correcta de los fósiles. La Paleontología, por su parte, pone de manifiesto e informa al biólogo cuál fue la vida del pasado y su evolución, constituyendo de esta forma la vertiente histórica de la biología.

La finalidad primordial de la Paleontología es la reconstrucción de los organismos del pasado, no sólo de sus partes esqueléticas, sino también las partes orgánicas desaparecidas durante la fosilización, restituyendo el aspecto que tuvieron en vida, sus actitudes, etc.

Resultado de imagen de Paleontología


El sueño de la razón produce monstruos. (I)

En el aniversario de los atentados terroristas en París,  más que nunca el título de esta serie está justificado.Trataremos sobre lo que es el terrorismo, sus orígenes , sus causas y sus clases, con especial atención al fenómeno que está afectando actualmente a, prácticamente, todo el mundo, pero que se expresa más contundentemente en Europa.

I-Terrorismo.

El terrorismo es el uso sistemático del terror para coaccionar a sociedades o gobiernos, utilizado por una amplia gama de pseudoorganizaciones políticas en la promoción de sus objetivos, tanto por partidos políticos nacionalistas y no nacionalistas, de derecha como de izquierda, así como también por corporaciones, grupos religiosos, racistas, colonialistas, independentistas, revolucionarios, conservadores y gobiernos en el poder.

La palabra «terrorismo» tiene fuertes connotaciones políticas y posee elevada carga emocional y esto dificulta consensuar una definición precisa.Es común el uso de la palabra por parte de gobiernos para acusar a sus opositores. También es común que las organizaciones e individuos que lo practican rechacen el término por injusto o impreciso. Tanto los unos como los otros suelen mezclar el concepto con la legitimidad o ilegitimidad de los motivos propios o de su antagonista. A nivel académico, se opta por atender exclusivamente a la naturaleza de los incidentes sin especular sobre los motivos ni juzgar a los autores.

Para acceder a una mayor comprensión de la naturaleza del terrorismo, es conveniente un análisis más detallado, de la evolución en el uso del término. La palabra «terror» proviene del idioma latín «terror» o «terroris», sinónimo de «Deimos». En la Antigua Grecia, Ares, Dios de la Guerra, tenía dos hijos: Phobos y Deimos (Miedo y Terror).El uso del terror como arma es inherente a la guerra.Tanto los actos de pillaje, saqueo o piratería como las masacres indiscriminadas o el genocidio, han servido para infundir terror en la población, tanto por parte de ejércitos en campaña, como por pueblos o grupos aislados, como forma de expansión y conquista de territorios.

Maquiavelo recomendaba en su clásico libro El Príncipe (1532) que «es más seguro ser temido que amado». Estas recomendaciones políticas de Maquiavelo se relacionan con el concepto moderno de «terrorismo de Estado», aplicado a las autoridades públicas cuando buscan aterrorizar a la población. La frase «el árbol de la libertad debe ser regado con la sangre de los patriotas y de los tiranos», atribuida a Thomas Jefferson, se toma como una apología del tiranicidio y es uno de los tópicos de la Independencia de Estados Unidos (1776).

El terrorismo, como acto realizado por los ciudadanos o los súbditos, encuentra sus antecedentes en las doctrinas del tiranicidio y el derecho a la resistencia, de antiguos orígenes (ej. sic semper tyrannis), pero que se consolidaron como tales en la Edad Moderna, como respuesta de los particulares a los abusos de poder del Estado.

El derecho al tiranicidio, es decir, el que se le reconoce a cualquier persona para matar a un gobernante tirano, proviene de la Antigua Grecia, aunque su desarrollo como teoría comienza en la escolástica medieval europea con los aportes de Tomás de Aquino (1225-1274) en un contexto determinado pero solo en esos casos que ocurrían en la edad media, y en determinados casos en la Edad Moderna con las reflexiones de Juan de Mariana (1536-1623) afirmando que el rey también debe cumplir la ley moral y la del estado y no ser un tirano. El «derecho al tiranicidio» es considerado también uno de los precedentes intelectuales de las revoluciones burguesas, al justificar moralmente la desobediencia contra un poder opresivo y promover incluso el asesinato del rey.

El derecho a la resistencia o derecho de rebelión, íntimamente relacionado con la justificación del tiranicidio, encuentra también sus primeras formulaciones teóricas en la escolástica europea, retomando las reflexiones de San Isidoro de Sevilla (560-636) y Santo Tomás de Aquino.

 

Uno de los instrumentos más utilizados por el terrorismo es el atentado, que sería todo acto intencional (doloso) y violento realizado por una persona o grupo de ellas contra otra u otras, sean funcionarios públicos o civiles, o contra objetos ajenos, públicos o privados, con el fin de ocasionar un daño público de magnitud, como la muerte en el caso de las personas o la destrucción si se trata de objetos.En este sentido, todo ataque contra una máxima autoridad, sea esta legítima o ilegitima, sería considerado un atentado.Así se consideran atentados tanto los tiranicidios justificados como los regicidios u otro tipo de magnicidios, entre los que se pueden contar tanto los frustrados, como el perpetrado contra Isabel II por el “cura Merino” , como los realizados con éxito, como el asesinato del presidente norteamericano Abraham Lincoln.

 

Los entendidos discuten cuales son las raíces históricas del terrorismo y en que fecha datar su origen.Quizá las más antiguas acciones “terroristas” que registra la historia sean las perpetradas por grupos violentos de Elam, Mesopotamia y Siria contra el Imperio de Akkad allá por el 2350 antes de nuestra Era.Ha habido un debate reciente sobre si las plagas que se abatieron sobre Egipto descritas en el Éxodo pudieran constituir un ataque de bioterrorismo. Entre los siglos VIII y VII  les tocó a los Asirios sufrir la plaga del “terrorismo”: pueblos hurritas y de las montañas de Irán, de Capadocia, de Siria y de Babilonia atentaron contra soberanos asirios.El levantamiento de los griegos de Jonia contra Darío I hacia el 499 a. C. fue el desencadenante de una cadena de acciones “terroristas” en las que grupos armados de toda la Hélade se enfrentaron al imperio persa dando lugar a las guerras médicas.

 

Durante la República romana hubo varias rebeliones en las que se utilizaron métodos que hoy consideraríamos como “terroristas”: en el 136 a. C. tuvo lugar la primera de las tres rebeliones de esclavos conocidas como guerras serviles, la más famosa de las cuales es la rebelión de Espartaco o tercera guerra servil entre 73 y 71 a. C., que fue la única que consiguió plantear una amenaza seria a Roma.Poco antes, el año 81 a.C. durante la dictadura de Sila, se promulgó la Lex Cornelia de sicariis et veneficis  (Ley Cornelia sobre apuñaladores y envenenadores), que establecía la pena de muerte como sanción a quien practicara el envenenamiento o apuñalamiento con resultado de muerte de quien lo sufriese.Estas prácticas se realizaban con tanta asiduidad que era frecuente encontrar a quien se dedicara, por encargo de otros,  a herir o matar a cambio de unas monedas.Se utilizaba para este menester un arma blanca denominada sica, fácilmente camuflable entre la ropa.En multitud de ocasiones la sica era utilizada por simpatizantes que se acercaban a los rivales políticos de sus representantes y los apuñalaban, denominándose sicarios a aquellos que realizaban estas acciones.

 

El paso de la república al Imperio Romano se produjo como consecuencia de uno de los más famosos magnicidios, el de Julio César.Como consecuencia de este hecho se formó el segundo triunvirato, tras la persecución de los asesinos de César.Este pactó quedó roto por la rivalidad entre Marco Antonio y Octavio, enfrentándose ambos en la batalla de Accio. Marco Antonio y Cleopatra fueron derrotados y se suicidaron poco tiempo después. De esta manera Octavio pasó a llamarse Augusto y se convirtió en el primer emperador romano.

 

En el siglo I, con la aparición de sicarios dentro del grupo de los zelotes ,que fueron la facción más violenta del judaísmo de su época, algunos insurrectos se propusieron luchar contra los invasores y ocupantes romanos y contra sus partidarios de Judea. Su actividad estuvo vinculada en principio a la política, actuando en las asambleas populares, particularmente durante el peregrinaje al templo, cuando apuñalaban a sus enemigos (contrarios políticos de sus amos, sus simpatizantes o clientes) lamentándose ostensiblemente después del hecho para escapar de la detención.Algunos asesinatos eran llevados a cabo como venganza contra los romanos por parte de la población judía entera del país. En algunas ocasiones, podían ser sobornados para que no mataran a sus víctimas previstas.Al principio de la rebelión judía entraron en Jerusalén y cometieron una serie de atrocidades, para forzar a la población a luchar.

 

Con la adopción del cristianismo como religión del Imperio tras el Edicto de Tesalónica, no se acabó con las actuaciones “terroristas”.Sectas cristianas, como los parabolani que, además de dedicarse a labores caritativas como el cuidado de enfermos, constituían un cuerpo de guardia del obispo, instigados por el Patriarca de Alejandría Teófilo I fueron los causantes de la destrucción del Serapeo. Su sucesor, Cirilo I, los utilizó como fuerza de choque en su campaña contra judíos, paganos y otras confesiones cristianas.El prefecto Orestes se quejó ante el emperador Teodosio II por estos actos. Inmediatamente una horda de 500 monjes del desierto de Nitria partió hacia Alejandría para proteger al Patriarca, ante su inminente deposición. Al ver que el Prefecto estaba en un carro, los monjes se abalanzaron sobre él y uno de ellos, llamado Amonio, hirió de un golpe en la cabeza a Orestes. Amonio fue apresado, torturado y ejecutado. Cirilo rindió al atacante honores de mártir.En 415 ó 416 una turba de cristianos fanáticos asesinó a la célebre filósofa Hipatia, maestra del prefecto Orestes. Debido a ello, durante siglos se ha acusado a Cirilo de ser el principal responsable de la muerte de la filósofa.

Entre los grupos sociales más desfavorecidos,  en especial entre los obreros agrícolas, surgieron movimientos sociales y religiosos, como el donatismo, que en varias ocasiones se rebelaron no sólo contra la Iglesia “oficial” sino contra el propio poder imperial romano.

En el marco de la crisis social y económica del Bajo Imperio Romano, los campesinos formaron tropas que se enfrentaron con éxito a los ejércitos romanos.Sus integrantes eran principalmente campesinos o colonos evadidos de sus obligaciones fiscales, esclavos huidos o indigentes.Su origen son las luchas de indígenas campesinos, libres o serviles, afectados por la crisis contra los grandes propietarios, entre los que estaba parte del episcopado urbano.En su época se tendió a atribuir a este movimiento una mera finalidad de bandidaje, denominando a los integrantes  de estas tropas como bagaudas, vocablo que puede tener un doble origen, bien una raíz latina que significa «ladrón», bien una de origen céltico que significa «guerrero».El momento de auge de los bagaudas coincide con el de mayor incidencia de las invasiones germánicas del siglo V.

 

El periodo  histórico comprendido entre la caída del Imperio romano de Occidente y la caída de Constantinopla, conocido como Edad Media, no está exento de la presencia de actos terroristas, sobre todo si entendemos que infundir el terror en la población es inherente al hecho de la conquista violenta de territorios.Desde el saqueo de Roma,  pasando por la expansión del islam, las incursiones vikingas  o las Cruzadas,  hasta la expansión otomana, las masacres, la piratería y el terror como método de conquista fueron habituales.Pero no es hasta el siglo XI, con la aparición de la secta de los  Hashshashin, (que es como se dio a conocer por sus  detractores una rama de la corriente religiosa chií-ismaelita, llamados nizaríes, ya que tomaron partido por Nizar en la  guerra de sucesión entre los hijos del califa fatimí al-Mustansir), que no se empieza a hablar de una organización especialista en asesinatos selectivos, con marcado carácter político.

 

Se podrían considerar actos terroristas las matanzas ocurridas con relación a las revueltas campesinas surgidas como consecuencia de la crisis del feudalismo, como por ejemplo la Jacquerie de 1358 en Francia. O el largo conflicto entre Francia e Inglaterra conocido como guerra de los Cien Años, en el cual destacaron algunos personajes, como Carlos II ” el Malo”, rey de Navarra, o Gilles de Rais, más conocido por su apodo, “Barba azul“, a los que se podría definir, desde un punto de vista actual, como verdaderos cabecillas terroristas.

 

Con el advenimiento de las monarquías autoritarias en el siglo XV, el poder político se concentra en el rey, que a pesar de extraer su poder político del que pierden nobleza y clero (los estamentos privilegiados de la sociedad estamental que ha cristalizado tras la crisis de la sociedad feudal medieval), actúa como el mejor garante del predominio social y económico de éstos.

Sin embargo, durante el periodo conocido como Antiguo régimen, las conspiraciones contra el poder absoluto de los reyes fueron frecuentes en todos los territorios donde este poder se impuso, de una forma u otra, a los nobles.Entre las más famosas, y que han servido de inspiración a movimientos posteriores, se encuentran el levantamiento de los Comuneros de Castilla,  la sublevación de la Fronda, en Francia, y la conspiración de la pólvora, en Inglaterra, organizada, entre otros, por Guy Fawkes, que ha servido como inspiración para el personaje “V” de la historieta V de Vendetta de Alan Moore y David Lloyd, y la posterior película. La máscara que utiliza el personaje, cuyo diseño está basado en los rasgos faciales de Fawkes, fue posteriormente adoptada por los miembros de la comunidad virtual Anonymous.

 

La palabra «terrorismo» (así como «terrorista» y «aterrorizar») apareció por primera vez en Francia durante la Revolución francesa entre (1789-1799), cuando el gobierno jacobino encabezado por Robespierre ejecutaba o encarcelaba a los opositores, sin respetar las garantías del debido proceso. El término comenzó a ser utilizado por los monárquicos, como propaganda negativa aplicada al gobierno revolucionario. Al igual que los consejos de Maquiavelo en El Príncipe, el Reinado del Terror (1793-1794), es una manifestación del terrorismo de Estado, antes que del terrorismo de los ciudadanos.Durante la reacción termidoriana, tras la caída de Robespierre, se llevaron a cabo varios episodios de represión y terror por parte de los monárquicos contra sus oponentes.Su color emblemático era el blanco, por ser éste el color de la monarquía borbónica, denominándose este periodo como terror blanco.Este “terror blanco” se repitió después de la caída de Napoleón y al llegar al trono Luis XVIII, ya que grupos clandestinos de monárquicos emprendieron asesinatos y masacres de personalidades y militares republicanos, bonapartistas y liberales, con la complicidad de las autoridades que se encargaban de la represión oficial y de la depuración de las instituciones.

En el siglo XIX apareció, por tanto, el concepto de terrorismo como arma política de lucha, tanto por el poder establecido, como por los diversos grupos que intentaban derrocar a este poder.Es entonces cuando se empieza a extender el moderno concepto de terrorismo y, para analizarlo, publicaremos una nueva entrada.

 


Cambio de hora, de huso horario y de horario: nada es como parece.

Cada poco tiempo resucita el debate sobre si la hora oficial de España es o no la más adecuada.Siendo la hora que marcan nuestros relojes, este debate resulta más candente cada vez que se produce el cambio de hora, ya sea para ajustarnos al horario de verano, o para volver al de invierno, como ha sucedido este domingo.

Una directiva europea ( DIRECTIVA 2000/84/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 19 de enero de 2001 relativa a las disposiciones sobre la hora de verano) es la que marca este cambio de hora, que afecta a todos los estados miembros y que está incorporada de forma indefinida al ordenamiento jurídico español desde 2002.

 

La directiva, sin embargo, deja libertad a los países miembros de la UE de escoger a qué huso horario se adhieren, aunque su situación geográfica ya determine cuál deberían adoptar.Y esto hace que, alimentando la polémica, algunos ministros hagan declaraciones evidenciando que no tienen ni idea de geografía, se hagan recomendaciones para utilizar el huso horario de Greenwich, o surjan agrias polémicas a nivel de calle sobre la conveniencia o no del cambio horario.Recientemente, el Parlamento de las Islas Baleares ha pedido al Gobierno central mantener el horario de verano, aduciendo que la diferencia entre la puesta del sol en el archipiélago y en el punto más occidental del país, en Galicia, alcanza los 50 minutos.A esta iniciativa se han sumado las Cortes Valencianas, destacando, en su declaración institucional, los beneficios de “disfrutar de más claridad cuando acaban las obligaciones diarias”.Pero no son las islas las que están en discordancia entre su hora oficial y la cantidad de iluminación solar que les correspondería si utilizaran la hora solar que tendrían por su ubicación geográfica, sino que es en Galicia donde se da la paradoja de que anochezca una hora después de lo que debería.

3

 

Este hecho provoca que sea normal que, en la noche de San Juan, el ocaso se produzca en horas tan tardías como las 10:18 pm, mientras que en otros lugares de España como Barcelona el ocaso se produzca casi una hora antes, concretamente a las 09:29 pm. Esta desviación no es única en Europa, pero hace que en Coruña haya una diferencia de casi 3 horas en verano entre la hora oficial y la hora solar, dándose la paradoja de que la hora oficial sea la misma que en Varsovia, pero la altura del sol sobre el horizonte sea la misma que en Lisboa, donde su hora oficial es 1 hora menos.

 

Este hecho es debido a dos medidas establecidas para unificar la hora entre ciudades pertenecientes a una misma área geográfica, ya que, si se usara la hora solar, las diferencias serían notables entre ciudades relativamente cercanas.Y esto es así porque la altura del sol en un momento determinado es diferente en puntos diferentes de la Tierra, debido tanto al movimiento de rotación terrestre, como a la inclinación del Eje terrestre respecto a la Eclíptica. Si todos los días del año observamos la posición del Sol en el cielo a la misma hora del día (tiempo civil) y desde el mismo lugar de observación, obtenemos una curva en forma de ocho (8) o lemniscata, que se denomina analema, cuya componente axial ( eje de simetria ) muestra la declinación del Sol, que es comparable a la latitud geográfica, mientras que la componente transversal ( los puntos de la curva) ofrece información acerca de la ecuación de tiempo (que es la diferencia entre el tiempo solar aparente y el tiempo solar medio).

Como la hora legal, que es la que establece la administración o gobierno de un país determinado, corresponde con la hora local, que depende del momento en que el sol está en lo más alto del horizonte (mediodía,  lo que determina su amanecer y su ocaso ), y se basa en un meridiano y no en un huso horario, es importante conocer la ecuación de tiempo para un lugar determinado, ya que la hora legal puede variar de la hora oficial.Los efectos de este movimiento aparente del sol hacen que las zonas terrestres iluminadas sean distintas dependiendo de las estaciones y de la situación geográfica ( latitud y longitud ) de un lugar dado ( por ejemplo, en Berlín el día más largo, en Junio, dura desde las 4,42 horas hasta las 21,33 horas, pero el más corto,en Diciembre,  solo dura desde las 8,56 horas hasta las 15,52 horas ).

 

Resultado de imagen de mapa de horas de luz solar

 

Una de las medidas utilizadas para corregir estos desajustes ha sido la de alargar las horas diurnas en verano, con el consiguiente cambio de hora. Muchas culturas antiguas alargaban las horas diurnas en verano, pero el horario de verano moderno fue propuesto por primera vez por Benjamin Franklin que, durante su servicio como enviado extranjero en Francia, publicó anónimamente una carta en 1784 en la que declaraba que los parisinos ahorraban velas levantándose más temprano, empleando así más luz solar.Sin embargo la idea no se retomó hasta  principios del siglo XX. En 1905 el constructor inglés William Willett concibió el horario de verano durante un paseo a caballo previo al desayuno. Dos años más tarde publicó su propuesta de adelantar y atrasar la hora en primavera y en otoño respectivamente, pero su idea no se aplicó inmediatamente.Fue durante la Primera Guerra Mundial cuando el horario de verano se propuso para aliviar las durezas de la guerra en cuanto al ahorro de carbón y los apagones nocturnos para dificultar los bombardeos.Tras su aplicación por parte del Imperio Alemán, el Reino Unido aplicó por primera vez el horario de verano el 21 de mayo de 1916.No obstante, no fue hasta el 15 de abril de 1918, cuando se reguló este cambio internacionalmente y se aprobó la aplicación del ‘horario de verano’ o Daylight Saving Time (DST) en todo el mundo. Desde entonces se han producido muchas propuestas, ajustes y revocaciones, aunque, a pesar de las controversias, muchos países lo emplean, sobre todo desde la crisis del petróleo de 1973, también son muchos los que nunca lo han aplicado o los que han dejado de hacerlo.

El empleo del horario de verano está más extendido en países situados a mayor latitud en ambos hemisferios.               Azul: Se emplea     Naranja: Ya no se emplea     Rojo:Nunca se empleó

 

 

Sin embargo , fue otra medida para unificar los horarios la que se estableció antes.El ferrocarril y las redes de comunicación hicieron necesaria la estandarización del tiempo de una forma que no se conocía anteriormente, ya que, como cualquier desplazamiento nos obligaría a tener que adelantar o atrasar el reloj, se necesitaba tener un mismo horario entre estaciones de origen y destino, para establecer las horas de llegada y salida de los trenes.En el siglo XIX, la hora civil estaba marcada por el meridiano local.En España se utilizaba el meridiano de Madrid y cada provincia tenía una hora dependiendo de su situación geográfica.Estas diferencias horarias se intentaron regular en la conferencia del meridiano de 1884, pero no hubo ningún acuerdo sobre los husos horarios. Sin embargo, se tomó una importante medida al establecer el meridiano de Greenwich como el que marcaría el punto 0. La regulación internacional de los husos horarios se realizó finalmente en la conferencia de París de 1912, donde se aprobó un huso horario cada 15 grados de longitud, con lo que el planisferio terrestre quedaba dividido en 24 husos de 15 grados cada uno.La hora correspondiente a cada uno se consigue poniendo los relojes a las 12:00 cuando el sol pasa por su punto más alto en el centro de cada huso. En la práctica, la división es mucho mayor, con zonas de husos intermedios en países tan dispares como Venezuela, India o Australia, y se rige por conceptos políticos más que geográficos.

El mapa de zonas horarias resultante tiene en la actualidad el siguiente aspecto:

1

En éste mapa se observan multitud de anomalías y curiosidades. Por ejemplo, pese a la enorme extensión de China, la hora oficial es única por motivos políticos, con lo que se producen diferencias notables en cuanto a la hora oficial y la solar en las regiones más occidentales del país. Por otro lado, si uno se molesta en contarlas, verá con sorpresa que aparecen bastante más de 24 zonas horarias oficiales.

La disparidad de horarios en España se unificó el día que comenzó el siglo XX, el 1 de enero de 1901, cuando el gobierno decretó que la hora oficial sería la del meridiano de Greenwich, la conocida como GMT. Esta hora se aplicó en todo el territorio español incluidas las islas Canarias, territorio que no retrasó su hora respecto a la Península y Baleares hasta el 11 de febrero de 1922.

Aún así, España ha sido siempre un país peculiar con respecto al cambio horario y, a pesar de la convención internacional del DST, la hora no se cambió los años comprendidos entre 1920 y 1923, en 1925 y entre 1930 y 1936. Al iniciarse la Guerra Civil,  la zona republicana y la zona sublevada tenían horarios diferentes. Como ejemplo, en el año 1938, el Gobierno republicano sumó una hora a los relojes el 2 de abril y veintiocho días después volvió a sumar otra, mientras que el Gobierno de la zona sublevada solo sumó esa hora el 26 de marzo. Esta diferencia horaria hizo que el año 1939 empezara una hora antes en la zona republicana que en la zona nacional, horario que se unificó al finalizar la guerra el primero de abril de ese mismo año.

Esta hora era la correspondiente al meridiano de Greenwich, pero el 15 de marzo de 1940 se produjo un gran cambio. El territorio español peninsular y Baleares adoptaron el horario GMT +1, con lo que estos territorios pasaron a tener la misma hora que el meridiano de Berlín, que era el que marcaba la hora en todos los territorios controlados por el III Reich, es decir, de los Pirineos hasta Rusia, exceptuando Grecia y Finlandia. Este horario es conocido actualmente como CET  u  Hora Central Europea (Central European Time).

2

La consecuencia más evidente de este horario fue que se empezó a establecer en función de las horas de luz, el horario laboral de ocho a tres, lo que propició el pluriempleo, muy común en la posguerra como único modo en que un trabajador podía mantener a su familia.

Y con ello entramos en el verdadero meollo del asunto: el problema español no es estar en un huso horario que no le corresponde, sino de tener unos horarios demasiado tardíos, con lo absurdo que supone que haya establecimientos comerciales cerrados tres horas al mediodía, y otros abiertos hasta las diez de la noche. Por no hablar de la conciliación de horarios en el seno de las familias, entre aquellos que trabajan y aquellos que estudian, que es imposible hoy en día u obliga a hacer verdaderos malabarismos.

Así, la posible ventaja de coincidir en hora con los alemanes desaparece al entrar ellos a trabajar una hora antes.Y es que si te levantas al amanecer, y entras a trabajar una hora más tarde, da lo mismo que el reloj ponga que son las seis, las ocho o las diez, una vez que se supera el concepto psicológico asociado. Y que salga el sol por Antequera.

 


Ciencias-Biología

La Biología es una ciencia muy ramificada.De algunas de sus ramas principales, como la Zoología por ejemplo, se extienden otras que se especializan en un campo concreto.Este es el caso de la entomología.

La entomología (del griego éntomos, «insecto», y logos, «ciencia») es el estudio científico de los insectos. De cerca de las 1,3 millones de especies descritas, los insectos constituyen más de los dos tercios de todos los seres vivos conocidos y, además, tienen una larga historia fósil, ya que su aparición se remonta al Devónico, hace unos 400 millones de años. Tienen muchas formas de interacción con los humanos y con otras formas de vida en la Tierra; es así que la entomología se constituye una especialidad importante dentro de la zoología. La entomología incluye, con frecuencia, el estudio de otros artrópodos, como arácnidos, crustáceos y miriápodos, aunque esta extensión sea técnicamente incorrecta.

Resultado de imagen de Entomología


Artesanía

El arte de elaborar el cuero para la consecución de productos manufacturados es denominado marroquinería, palabra que proviene del marroquín, un tipo de cuero lustroso y delgado.El cuero es  la piel tratada mediante curtido. La capa de piel es separada del cuerpo de los animales, se elimina el pelo o la lana, salvo en los casos en que se quiera conservar esta cobertura pilosa en el resultado final y posteriormente es sometida a un proceso de curtido. El cuero se emplea como material primario para otras elaboraciones.

Resultado de imagen de marroquinería