La voz del bosque

 

La voz del bosque

Prólogo

Era un día soleado, para ser el último de Octubre, por lo que Xenaro aprovechó para subir al monte a buscar setas.Vivía en un pueblo de montaña, abandonado por sus antiguos habitantes, que entre él y otros compañeros y compañeras, estaban intentando rehabilitar.La tarea era dura,muchas casas estaban en ruinas y sólo se podía llegar por una pista, por lo que tenían que reutilizar los materiales de unas casas para arreglar otras.

Ese día le tocaba ocuparse de la cocina y decidió preparar un plato especial: risotto con boletus.Después de desayunar, preparó lo necesario para recolectar una buena cantidad de esas preciadas y sabrosas setas y se adentró en el espeso bosque que rodeaba el pueblo, siguiendo el curso del río hasta subir a su nacimiento.Esperaba que las lluvias del mes anterior hubieran sido suficientes para que abundara toda clase de hongos comestibles.

Al ir subiendo, se percató de que el tiempo estaba cambiando, pues la bruma que rodeaba la cima del monte se hacía más espesa y empezaba a convertirse en niebla, y cubrir gran parte del bosque.Alarmado por esa circustancia,que no le permitiría ser minucioso en su búsqueda, olvidó la prudencia y, accidentalmente, cayó por un desnivel del terreno, rodando cuesta abajo hasta toparse con un árbol que frenó su caida.Malherido y seminconsciente, creyó oir una voz que provenía del árbol:

-Vaya, parece ser que un animal se ha topado conmigo.Estos bichos que se mueven deberían saber por donde van, para que no se hagan daño ni molesten a los demás.¿De qué especie será?.

Xenaro no daba crédito a lo que oía, por lo que no prestó más atención y se dedicó a examinar sus heridas.De repente volvió a oir la voz.

-!Eh, tú! ¿Qué eres?.

Xenaro miró hacia el ábol.

-¿Es a mí?

-Si, claro.Acabas de toparte conmigo y me gustaría saber que eres.Así que contesta.

-Una persona.

-¿Persona?-el árbol dudó un momento-Ah!, ya, esos animales que se creen los reyes de la naturaleza.Hacía mucho tiempo que no me topaba con alguien de tu especie.

Xenaro estaba alucinado.!El árbol hablaba!.Sorprendido le pregunto:

-Y tú ¿que clase de árbol eres?

-Soy un Tejo-contestó el árbol-Y puedo asegurarte que soy el más viejo de este bosque.

-Encantado de conocerte.Pero ¿cómo es que eres capaz de hablar?

-Si tienes paciencia, te contaré una historia que se relaciona con mí capacidad para entenderte y que tú me entiedas.

-Pués empieza ya,no tenemos todo el día.

1

Anuncios

2 responses to “La voz del bosque

  • myrnaladulce

    Estoy deseando saber en que acaba la historia.
    Aunque, en realidad, si nos damos cuenta, todos los seres vivos hablan, quizá no con el don de la palabra pero… ¿quién no sabe cuando una planta tiene sed? desfallece, sus hojas se caen, etc. o.. ¿quién no sabe cuando un perro quiere salir a la calle (ya sea para jugar o para hacer sus necesidades)?
    Estamos tan ensimismados en nosotros que no somos capaces de prestar atención a nada mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: