La voz del bosque

Mientras tanto, en el pueblo, los acontecimientos seguían su curso normal.

Como siempre, después del desayuno se había celebrado una asamblea para asignar las tareas diarias.Dos personas se encargaban de cada cosa, aunque podía haber grupos de trabajo formados por más de dos personas.Como ya hemos dicho, a Xenaro le había tocado la cocina, y ese día le acompañaba Silvia.Otras dos personas, Yuri y Berto, se ocupaban de la huerta.Los cuatro formaban un grupo de afinidad, que se había forjado con los años, y que cada vez era más fuerte.Xenaro y Berto llegaron al pueblo unos años antes.Les siguió Yuri, que era lo suficientemente fuerte e inteligente como para superarles a los dos.Por último llegó Silvia, que enseguida trabó un lazo de amistad y complicidad con Yuri, lo que hizo que las dos fueran casi como hermanas.

Silvia se hizo cargo de preparar las cosas, mientras Xenaro salía a buscar setas, y fué a recoger verduras a la huerta, donde estaban trabajando Yuri y Berto.

2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: