Ucrania en la encrucijada (VIII)

El viernes Yanukóvich dió una rueda de prensa desde Rusia.Entre otras declaraciones, ha negado la legitimidad  del Parlamento ucranio.El depuesto presidente de Ucrania afirma que la Rada Suprema actúo bajo presión del Maidán. Mientras tanto, aumenta la tensión en Crimea , ya que el parlamento de la península a destituido al  gobierno local y ha convocado un referéndum para ampliar su autonomía. Ucrania advierte a Rusia contra cualquier acción militar  y acusa al gobierno ruso de crear un clima pre-bélico.En el este de Ucrania se han producido protestas contra el nuevo poder de Kiev y manifestantes prorrusos asaltaron y tomaron los parlamentos de las ciudades ucranianas de Odesa  y Donetsk. Mientras el control de la península de Crimea por las tropas rusas es un hecho, Ucrania llama a sus reservistas y la OTAN pide a Rusia que se retire de Crimea.

En las entradas anteriores de esta serie, pudimos observar la convulsa historia de Ucrania en los últimos 100 años.También vimos un bosquejo de la composición  de la población ucraniana, mediante mapas y cuadros demográficos.Vamos a intentar ver ahora las variables económicas que pudieran ser  factores importantes para entender la actual situación del país.

Factores económicos.

I- Economía de Ucrania

En tiempos soviéticos, la economía de Ucrania fue la segunda más grande de la Unión Soviética. Con el colapso del sistema soviético, el país pasó de una economía planificada a una economía de mercado.El proceso de transición fue difícil para la mayoría de la población que se sumió en la pobreza.La economía de Ucrania se contrajo gravemente en los años que siguieron al colapso soviético.  Los precios se estabilizaron sólo después de la introducción de la nueva moneda, la grivna, en 1996.

El país también fue lento en la aplicación de reformas estructurales para la liberalización económica. Tras la independencia, el gobierno creó un marco jurídico para la privatización. Sin embargo, la resistencia generalizada a la reforma por parte del gobierno y de una parte significativa de la población, pronto había estancado los esfuerzos de cambiar el modelo económico. Un gran número de las empresas estatales estuvieron exentas del proceso de privatización. A principios de la década de 2000, la economía mostró un fuerte crecimiento en las exportaciones del 5 al 10% anual, con la producción industrial creciendo anualmente más del 10%.Ucrania fue afectada por la crisis económica de 2008-2009 y en noviembre de 2008, el FMI aprobó un préstamo de 16.500 millones de dólares para el país.

Tasa real de crecimiento anual del PIB Ucraniano 1990 – 2009.

En 2013 el salario nominal promedio en Ucrania alcanzó las 3.429 grivnas mensuales.A pesar de ser inferior al de sus países vecinos de Europa central, el aumento de los ingresos salariales en 2008 fue de 36,8%.El Banco Mundial clasifica a Ucrania como un estado de medianos ingresos.La diferencia es notable entre las ciudades y las zonas rurales(en la ciudad de  Kiev el salario medio mensual llega a las 5.238 grivnas, mientras que en la región de Jersón no llega a las 2.600) y  entre las zonas industriales del este ( Donetsk 3.901 grivnas mensuales ) y las agrícolas del oeste ( Ternópil  2.505 grivnas mensuales ). Según datos del  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en 2003 el 4,9% de la población ucraniana vivía con menos de 2$US al día.

Salario medio mensual, en  miles de grivnas, por regiones en 2013.(1 grivna = 0,0747 € )

Archivo:Ukrainian monthly salary average by regions-2013.png

Ucrania produce casi todo tipo de vehículos de transporte y naves espaciales. Los aviones Antónov y los camiones de KPa3 se exportan a muchos países. La mayoría de las exportaciones ucranianas se comercializan con la Unión Europea y la CEI. Desde la independencia, Ucrania ha mantenido su propia agencia espacial, por lo que se convirtió en un participante activo en la exploración científica del espacio exterior y en misiones de detección remotas. Entre 1991 y 2007, Ucrania ha lanzado seis satélites propios y 101 vehículos de lanzamiento y continúa diseñando su propia nave espacial. Hasta el día de hoy, Ucrania es reconocido como líder mundial en la producción de misiles y tecnología relacionada con misiles.

Entre los sectores de la economía ucraniana aún en crecimiento se encuentra el mercado de tecnologías de información y comunicación, que en 2007 encabezó al resto de los mercados de los países de Europa central y oriental, con un índice de alrededor del 40% de crecimiento.Otra de las principales actividades económicas en el país es el turismo, con el cual Ucrania ocupa el octavo lugar en el mundo por el número de turistas recibidos, según la Organización Mundial del Turismo.

File:Antonov-148.jpg

Entre sus principales problemas se incluyen la infraestructura y los transportes subdesarrollados, la corrupción y la burocraciaLa tasa de paro se sitúa en torno al 7,6%. En el siguiente gráfico se ve su evolución desde 2008 hasta el último trimestre de 2013.

Ukraine Unemployment Rate

Pero Ucrania importa gran parte de los suministros de energía, especialmente petróleo y gas natural, por lo que en gran medida depende de Rusia como su proveedor de energía. Si bien el 25% del gas natural en Ucrania procede de fuentes internas, cerca del 35% proviene de Rusia y el restante 40% de Asia Central, a través de rutas de tránsito que Rusia controla. Al mismo tiempo, el 80% del gas ruso se entrega a Europa occidental a través de Ucrania.

Ucrania quiere reducir su dependencia de las importaciones de gas de Rusia.Recientemente el gobierno ucraniano firmó un acuerdo multimillonario con la empresa anglo-holandesa Shell para extraer gas de esquisto en el país.Este gas se encuentra atrapado entre las rocas impermeables del subsuelo, por lo que para su extracción se utilizan técnicas muy agresivas con el medio ambiente, como el fracking o  fractura hidráulica.

II- Los recursos energéticos en la economía mundial

El petróleo siempre ha sido un recurso importante para las economías de los diferentes países del mundo, su creciente escasez solo podrá exacerbar las tensiones conocidas en el siglo XX, y particularmente en Oriente Medio, que en 2007 seguía poseyendo los más grandes recursos petrolíferos mundiales.

Es probable que el gas y el carbón ocupen una parte importante del sitio dejado por el petróleo faltante. Los recursos carboníferos están repartidos de manera más uniforme por el mundo; las naciones que hagan una transición más rápida y sin caer en la trampa de utilizar petróleo barato (por ahora), ganarán en independencia futura. Es el caso de China, ya que produce cerca del 70% de la energía eléctrica que necesita quemando carbón procedente de las abundantes reservas que posee (China posee las terceras reservas mundiales). Esto lleva aparejadas consecuencias ambientales, ya que China es el segundo emisor mundial de dióxido de carbono.

Finalmente, los grandes actores de la industria petrolera se revelan listos para comenzar el estudio de la producción del petróleo más difícil de extraer: de aguas profundas, zonas inexplotadas hasta entonces; una nueva “fiebre del oro” negro se espera en el Ártico.

 

La inestable situación de Oriente Medio ha hecho que el mundo desarrollado  busque fuentes alternativas de suministro energético,  por eso ha puesto la mira en Europa Oriental y Asia Central, una región nueva para la extracción de gas y petróleo.Pero no sólo es importante el hecho de tener materias primas, sino también tener la posibilidad de moverlas y exportarlas.Por ejemplo, en Kazajistán, los importantes yacimientos de Kashagan (petróleo) y Karachaganak (gas), están conectados mediante oleoductos y gasoductos con Rusia.

image002

Rusia es uno de los mayores productores y exportadores de energía del mundo. Solamente en los primeros ocho meses de 2011 exportó un total de 109.400 millones de metros cúbicos de gas por un monto de 36.862 millones de dólares. Son cantidades desorbitantes que, más o menos, cubren el 33% del total de las necesidades energéticas de la Unión Europea.  Esta cifra es una media, ya que la dependencia del gas ruso oscila, por ejemplo, entre el 40% del consumo en Alemania a casi el 0% en España (que se nutre del gas argelino).

 

Rusia controla la energía de Europa y la Unión Europea lo sabe. Gran culpa de ello lo tienen los gasoductos rusos, diseñados y construidos en gran parte en época de la URSS. Éstos garantizan la dependencia europea de Rusia ya que canalizan por territorio ruso no solamente el gas extraído de las profundidades de Siberia, sino también el que procede de los países independientes de Asia Central, antaño repúblicas soviéticas.

La compleja maraña de los ductos que conectan Europa con Rusia y Asia Central. Fuente eurasianhub.com

Por ello Bruselas lanzó en 2002 un proyecto estratégico de primer nivel para conseguir la diversificación de la procedencia energética, es decir, lograr que el gas que consuma Europa provenga de otras fuentes que no sean Rusia. Este es el llamado Proyecto Nabucco, un gasoducto que trata de llegar directamente desde Europa central a la zona del Cáucaso y a Asia Central sin pasar por territorio ruso. Este proyecto, sin embargo, está sufriendo grandes trabas y retrasos.Se prevé  que entre en funcionamiento en 2017.

Pero Rusia no espera quieta.Turquía ha firmado  un acuerdo con Rusia para permitir el paso de otro proyecto de gasoducto por su territorio, el llamado South Stream, la competencia directa de Nabucco. Moscú está contraatacando. Sabe que Bruselas busca disminuir su dependencia de Rusia y por ello también se ha embarcado en un ambicioso proyecto de infraestructuras para adelantarse a su competencia, cubrir las posibles rutas alternativas y continuar así con el monopolio y su influencia política sobre la UE.Es el caso del nuevo gasoducto North Stream.Transcurre desde el norte de Alemania, por las profundidades del Mar Báltico, hasta Rusia y sus tierras del extremo norte ricas en yacimientos de gas natural. Gracias al North Stream Rusia puede suministrar gas directamente a Alemania sin intermediarios, especialmente la problemática Ucrania.

Con estos gaseoductos, Ucrania dejaría de ser un cuello de botella para el gas ruso que consume Europa.Pero, para garantizar el suministro a la propia Ucrania, el gobierno ucraniano barajó varias posibilidades desde su independencia en 1991.Una de estas posibilidades era asociarse a la Unión Aduanera Euroasiática, lo que le permitiría un suministro de gas sin cortes, pero que mantendría su dependencia del gas ruso.Las otra posibilidad era una asociación comercial con la UE, dentro de la Asociación Oriental aunque sin ser miembro de la Unión.Esto la libraría de la dependencia del gas ruso, pero necesitaría de una gran inversión para modernizar sus estructuras.

Ucrania, víctima de la guerra del gas

Ucrania esperaba 160.000 millones de euros de la Unión Europea para realizar esta tarea, una enorme cantidad de dinero que, por otra parte, la UE utilizaría antes en los países miembros que en Ucrania.

Rusia ofreció a Ucrania, por su parte, 15.000 millones de dólares en fondos ucranianos y una rebaja de más del 30 % en el precio del gas ruso para Ucrania.Ante estas condiciones el gobierno ucraniano optó por no firmar el acuerdo con la UE.La retirada de Ucrania de la reciente cumbre de Vilna, en noviembre de 2013, sin firmar el acuerdo con la UE, fue lo que aumentó las protestas callejeras, que durante todo el año había estado llevando a cabo la oposición ucraniana. Estas protestas desembocaron en el Euromaidan y en las consecuencias que han surgido de estos hechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: