Ucrania en la encrucijada (X)

Seguimos esta serie de entradas sobre Ucrania en el aniversario de la destitución de Yanukóvich por la Rada Suprema de Ucrania, en lo que él calificó como golpe de Estado, como consecuencia del desarrollo de las protestas que se han dado a conocer como Euromaidán, y que fueron el inicio de la crisis ucraniana.

En esta entrada empezaremos a tratar, como ya dijimos anteriormente, con más profundidad el desarrollo de las protestas, sus antecedentes inmediatos, y sus consecuencias, hasta llegar a la situación actual.

El 11 de febrero se celebró en la ciudad bielorrusa de Minsk una cumbre  en la que los líderes de Ucrania, Rusia, Francia, y Alemania llegaron a un acuerdo de alto el fuego que debería entrar en vigor el domingo 15 de febrero.En el acuerdo se establece una zona desmilitarizada, de la que se debe retirar el armamento pesado. La conferencia  fue organizada como respuesta al fracaso del protocolo del 5 de septiembre de 2014, en el que se estableció el primer alto el fuego.

Sin embargo, el incumplimiento del alto el fuego por las partes beligerantes, hizo temer un recrudecimiento de las hostilidades.Con la retirada de las tropas ucranianas de  Debáltsevo, se dió la circunstancia para que los separatistas aceptaran las condiciones del alto el fuego.

El ejército ucraniano abandona Debáltsevo 

Puede que os extrañe que esté dedicando esta serie de entradas a lo que está sucediendo en Ucrania.Y aunque es un conflicto de plena actualidad, no es el único que se está desarrollando últimamente, por lo que, posiblemente dedique otras entradas a otros conflictos armados, como el de Siria.

Pero seguramente, muchos desconoceréis que en Ucrania se realizó, a principios del siglo XX, una de las revoluciones sociales, de carácter anarquista, que lograron organizar una  sociedad sin Estado.

La revolución Majnovista se llevó a cabo en el marco de la guerra civil rusa, y fue coordinada por un conjunto de guerrillas unidas en el Ejército Insurreccional de Ucrania (llamado Ejército Negro por el color de sus banderas).

Uno de sus principales organizadores fue Néstor Majnó (de ahí su nombre). Donde el Ejército Negro pudo implantarse, los aldeanos y trabajadores trataron de abolir las estructuras del Estado y el sistema capitalista a través de asambleas y federaciones de aldeas, municipios y concejos.

Esta zona liberada de gobiernos centrales se denominó Territorio Libre, donde la tierra y las fábricas fueron expropiadas a terratenientes e industriales y los trabajadores practicaron la autogestión.Destacar que, tanto hombres como mujeres, podían participar activamente en las acciones guerrilleras.En este sentido es relevante la figura de Maria Nikiforova, que llegó a formar parte del Consejo de Insurgentes.

Para una mejor comprensión del desarrollo de este proceso revolucionario, os recomiendo consultar el archivo Nestor Makhno, y en concreto algunos textos como: La revolución rusa en Ucrania 1918-1921 de N.Majnó,  Parte II del Libro III de La Revolución desconocida de Volin,  Los dos Octubres de P.Arshinov  (los tres vivieron directamente los hechos) y La Majnovchina de D.Guérin  (como análisis historiográfico).

(Como ejercicio de política ficción, podríamos imaginar que hubiese sucedido si la U.R.S.S. no hubiese liquidado el Territorio Libre).

Después de esta introducción, vamos pues a analizar lo ocurrido en Ucrania desde las protestas del Euromaidán.

Situación precedente.

I- Las Revoluciones de Colores

Hemos visto como la crisis política del bloque que resultó ganador de las elecciones en 2005, después de la Revolución naraja, y la crisis financiera de 2008, agravada por los numerosos conflictos del contrato y de precios entre las compañías de gas de Rusia y Ucrania, tuvieron como consecuencia la victoria de Víktor Yanukóvich en las elecciones presidenciales de 2010.Eso supuso una  mejora de las relaciones ruso-ucranianas, aunque no cambió los objetivos de integración en la OTAN y la UE propuestos por los gobiernos anteriores.

La Revolución Naranja formaba parte de las llamadas Revoluciones de colores, una serie de movilizaciones políticas en el espacio ex soviético, que tuvieron como excusa el amaño de elecciones, “practicas dictatoriales” u otras formas de corrupción. Esta serie de “revoluciones ” comenzaron con el derrocamiento de  Milosevic en Yugoslavia en el año 2000, conocida como“Revolución Bulldozer” ( por las excavadoras utilizadas en las protestas), como último acto de la política exterior del mandato de Clinton, que aunque al principio fue aislacionista, al final de su mandato hizo declaraciones que fomentaban la doctrina del intervencionismo.La Doctrina Clinton se utilizó para justificar la participación de Estados Unidos en las guerras yugoslavas.

Como consecuencia de los ataques del 11 de septiembre de 2001 durante la presidencia de  George W. Bush, se incrementó el intervencionismo en su política exterior, pasando a la denominada “Doctrina de Agresión positiva”, que justificaba tratar como terroristas a los países que abrigaban o daban ayuda a grupos terroristas, lo que sirvió de excusa para la invasión de Afganistán.

Esta política incluyó elementos adicionales, como la polémica política de guerra preventiva, que sostenía que se debían deponer regímenes extranjeros que representaran una supuesta amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, incluso si esa amenaza no era inmediata (utilizado para justificar la invasión de Iraq).

Así mismo, incluía una política para implementar el concepto estadounidense de democracia en todo el mundo, expandiendo así el sistema dominante bajo el supuesto de que se trataba de una estrategia para combatir la extensión del terrorismo. Lo que se pretendía realmente era consolidar gobiernos en todo el mundo acordes a los intereses estadounidenses, y así se llevó a cabo el derrocamiento  de Eduard Shevardnadze en Georgia el año 2003, conocido como  Revolución de las Rosas por las flores que los estudiantes dieron a los soldados durante las manifestaciones ( como ocurrió en Portugal en 1974 durante la Revolución de los Claveles, motivo por el cual también se conoce a esta serie de revoluciones como “Revoluciones de las flores”. No confundir con la revolución cultural de los 60´, conocida como “Revolución de las flores” por el auge del pacifismo, como rechazo a la guerra de Vietnam, y la aparición del movimiento hippie).

Jan Rose Kasmir, foto de Marc Riboud, 1967

Lisboa, 25 de abril de 1974

Tiflis, 2003

El nuevo presidente de Georgia, Mijeíl Saakashvili, decidió librarse de la hegemonía rusa, por lo que adoptó una política de acercamiento a Occidente, sobre todo a los Estados Unidos, intentando así entrar a formar parte de la OTAN. Esto aumentó la tensión en el Caúcaso, región azotada por las guerras en Chechenia.

Estas protestas tenían en común, según sus simpatizantes, el recurso a la no violencia, así como un discurso pro-occidental.El triunfo de cada uno de estos movimientos ha sido variado pero su eco se ha hecho sentir en todo el espacio ex-soviético. Por ejemplo, en Kirguistán en el año 2005 se produjo la Revolución de los Tulipanes, que derrocó al presidente Askar Akayev  después de las elecciones parlamentarias del 27 de febrero y del 13 de marzo. Este nombre evocaba semejanzas con la Revolución de las Rosas en Georgia y la Revolución Naranja en Ucrania en el 2004, que pretendían asemejarse a la Revolución de Terciopelo, movimiento pacífico por el cual el partido comunista checo perdió el monopolio del poder político en Checoslovaquia en 1989.

Sin embargo, lo que las diferencia de esta última es el importante papel jugado por ciertas organizaciones no gubernamentales y organizaciones estudiantiles.Siguiendo el ejemplo de Otpor! (¡Resistencia!) en Serbia, se inspiraron otras organizaciones, como  Kmara en Georgia, o Pora en Ucrania. Así como también lo es el papel jugado por actores externos, principalmente estadounidenses, tanto la CIA como la Fundación Soros, USAID o el National Endowment for Democracy.

Este fenómeno surgido en Europa Oriental también ha tenido repercusión en Oriente Medio. Así, tras el asesinato del ex-primer ministro del Líbano, Rafik Hariri, el 14 de febrero de 2005, se desencadenó un movimiento popular liderado por la organización Pulso de la Libertad ( cuyos miembros habían sido asesorados por Otpor!), conocido como Revolución de los Cedros, cuya consecuencia fue la salida de las fuerzas militares de Siria del Líbano.

Sin embargo en otros países no tuvieron tanto éxito.Tanto el intento de derrocar a Alexander Lukashenko en Bielorrusia en 2006, conocido como Revolución Blanca y liderado por la organización Zubr ( entre los miembros del grupo se denomina al movimiento de protestas como “Revolución de los Jeans” ), como el intento por parte de monjes budistas de derrocar la dictadura militar en Birmania en 2007, que se conoce como Revolución Azafrán, resultaron fallidos. El antecedente de este intento había sido una rebelión de estudiantes y monjes en 1988,  conocida como Levantamiento 8888, que fue duramente reprimido.Durante las manifestaciones de 1988, Aung San Suu Kyi emergió como una referente política.

En 1989 se habían producido las protestas en la plaza de Tianamén, que consistieron en una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes en la República Popular China, que ocurrieron entre el 15 de abril y el 4 de junio. La protesta recibe el nombre del lugar en que el Ejército Popular de Liberación suprimió la movilización: la plaza de Tiananmén, en Pekín.

Plaza de Tiananmen durante las protestas, 1989 © Hong Kong Alliance

Tras las protestas y las llamadas del gobierno pidiendo su disolución, se produjo en el seno del Partido Comunista Chino una división de criterio acerca de cómo responder a los manifestantes. La decisión tomada fue suprimir las protestas por la fuerza, en lugar de acceder a sus reivindicaciones.Aunque el gobierno chino declaró la ley marcial el 20 de mayo, las manifestaciones continuaron.

La entrada de las tropas en la ciudad recibió la oposición activa de muchos ciudadanos de Pekín, cuya resistencia causó bajas entre los militares. Los ciudadanos construyeron grandes barricadas en las carreteras que ralentizaron el progreso de los tanques, pero la plaza quedó vacía en la noche del 4 de junio, por decisión de los manifestantes. El combate continuó en las calles que rodeaban la plaza, con los manifestantes avanzando repetidamente hacia las tropas armadas del Ejército Popular de Liberación, que respondió con fuego automático.

La eliminación de la protesta se vio simbolizada en los medios de comunicación occidentales por la fotografía de un manifestante solitario, tomada el 5 de junio, de pie frente a una columna de tanques, deteniendo su avance. El hombre continuó de pie desafiante frente a los tanques durante media hora antes de ser expulsado del lugar.

El desenlace de las protestas de 1989 frustró la creciente sensación de liberalización política que estuvo bien vista en los últimos años de la década de 1980, siguiendo los pasos de la que había sido emprendida en la Unión Soviética con el nombre de glásnost por Mijaíl Gorbachov. El presidente soviético había hecho un llamamiento a aflojar el control burocrático sobre la economía y la sociedad en general y defendió la necesidad de una mayor “democracia”.Esto supuso que la política exterior soviética cambiara con respecto a los procesos de cambios que se llevaban a cabo en los países del Pacto de Varsovia, adoptando la llamada “Doctrina Sinatra” ( llamada así por la canción My Way del cantante norteamericano Frank Sinatra), ya que permitía a estas naciones definir a su propio modo las soluciones a sus problemas internos, en contraste con la anterior Doctrina Brézhnev, la cual había sido usada para justificar la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968.

Como resultado de esta política, diversos gobiernos de los países del bloque del Este se vieron en la necesidad de iniciar paulatinas reformas para aquietar la presión de sus sociedades, al no poder contar con respaldo soviético para negar las demandas de sus habitantes a favor de imitar el modelo de la perestroika. En Polonia, donde se habían celebrado elecciones en 1989 con participación de partidos no comunistas, era elegido el periodista Tadeusz Mazowiecki como primer ministro,  primer no comunista que ocupaba ese cargo en 40 años, y en septiembre miembros del proscrito sindicato Solidaridad entraban al gabinete ministerial polaco. En septiembre, en Hungría, el gobierno comunista rehabilitó públicamente a Imre Nagy —el líder de la fallida Sublevación de 1956— y en octubre renunciaba al monopolio del poder.

En la RDA miles de ciudadanos reclamaban emigrar sin restricciones al sector occidental, y usaban Hungría como país de tránsito hacia Austria.El gobierno, liderado por Erich Honecker, había pedido a Moscú alguna acción para frenar la “excesiva liberalización” que estaban empezando los gobiernos húngaro y polaco, por lo que centenares de emigrantes de Alemania Oriental viajaron a Checoslovaquia a mediados de 1989, instalándose allí en espera a que la embajada de la RFA en Praga les otorgara visados de entrada. Honeker, al ver que sus demandas eran desoídas por Moscú, renunció el 18 de Octubre, siendo reemplazado días más tarde por Egon Krenz.Tras el 6 de noviembre se hizo público el proyecto de una nueva legislación para viajar, que recibió duras críticas, y el gobierno checoslovaco protestó por vías diplomáticas por el aumento de la emigración desde la RDA. El 9 de noviembre, el gobierno declaró abierto el tránsito irrestricto a través del Muro de Berlín, el cual empezaba a ser desmantelado apenas pocas horas después por la población germano-oriental,  señalando así el final de la Guerra Fría.

Ante estos eventos, los disidentes políticos de Checoslovaquia lanzaron una serie de protestas callejeras debido al inmovilismo de su régimen, que era renuente a adoptar políticas similares a las de los países vecinos, iniciandose así la “Revolución de Terciopelo”.También cayeron los regímenes de BulgariaRumanía, siendo ésta última la única en la que hubo derramamiento de sangre durante el cambio de régimen.

Dentro de la URSS, la nueva política de la glásnost acabó por romper los lazos que mantenían a las distintas Repúblicas de la Unión Soviética. La libertad de prensa y la disidencia amparada bajo la glásnost provocó un resurgimiento de la «cuestión nacional» y provocó que varias repúblicas proclamaran su autonomía de los designios de Moscú.En febrero de 1990 el Partido Comunista de la Unión Soviética tuvo que ceder el monopolio centralista del poder estatal tras 73 años. El sentimiento nacionalista fue especialmente notorio en el caso de las repúblicas bálticas.

Los estados bálticos, a quienes la visión nacionalista consideraba como invadidos por el Ejército Rojo en 1940 y anexados a la URSS contra su voluntad —aunque la versión oficial sostenía que fueron incorporadas por pedido de sus gobiernos—, incrementaron progresivamente sus reclamos de soberanía e independencia. Apoyando movimientos separatistas en otras repúblicas soviéticas, las bálticas dispararon múltiples desafíos a la Unión Soviética hasta finalmente escindirse de la Unión, y proclamaron su independencia total en un proceso que se denominó Revolución Cantada. El sentimiento nacionalista también tomó fuerza en Ucrania, Georgia,Azerbaiján, entre otras repúblicas.

Como consecuencia del derrumbe del bloque del Este, se produjo en Mongolia una revolución democrática que terminó con la renuncia del gobierno comunista sin derramamiento de sangre.

Los nuevos gobiernos del este eran menos partidarios que los precedentes al mantenimiento del Pacto de Varsovia, y en enero de 1991 Checoslovaquia, Hungría y Polonia anunciaron que se retirarían el 1 de julio de ese mismo año. Al retirarse Bulgaria en febrero, el Pacto se vio disuelto a efectos prácticos. La disolución oficial, aceptada por la Unión Soviética, se formalizó en la reunión en Praga el 1 de julio de 1991.

Con el final de la Guerra Fría, tanto Gorbachov como George H.W.Bush utilizaron el término “nuevo orden mundial” para tratar de definir la naturaleza de la posguerra fría y el espíritu de cooperación que se buscaba materializar entre las grandes potencias.La expresión se ha usado para referirse a un nuevo período de la historia pretendiendo de este modo que hay pruebas de cambios dramáticos en las ideologías políticas y en el equilibrio de poderes.

El primer uso de esta expresión aparece en el documento de los Catorce Puntos del Presidente Woodrow Wilson haciendo un llamado después de la Primera Guerra Mundial para la creación de la Liga de Naciones, antecesora de las Naciones Unidas.

También fue utilizado en el Pacto Tripartito, también conocido como el Pacto del Eje, firmado en Berlín el 27 de septiembre de 1940 por Saburo Kurusu,  Adolf Hitler  y Galeazzo Ciano, representando al Imperio de Japón, Alemania Nazi y el Reino de Italia, respectivamente. Este pacto constituía una alianza militar entre estas naciones, y oficialmente se conformaban las Fuerzas del Eje, opuestas a las Fuerzas Aliadas en la Segunda Guerra Mundial. El Pacto Tripartito reconocía las esferas de influencia de los tres miembros originales y promovía la cooperación entre sus miembros para establecer un nuevo orden mundial y para fomentar la prosperidad y bienestar de sus pueblos.

La frase fue usada con cierta reserva al final de la Segunda Guerra Mundial cuando se describían los planes para la creación de las Naciones Unidas y los Acuerdos de Bretton Woods debido a la asociación negativa resultante del fracaso de la Liga de Naciones.En estos acuerdos  se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, usando el dólar como moneda de referencia internacional.Es por ello que el término ha sido asociado por las teorías conspirativas a  un plan diseñado con el fin de imponer un gobierno único – colectivista, burocrático y controlado por sectores elitistasplutocráticos – a nivel mundial. (Observese la contradicción entre los términos colectivista y plutocrático).

En una referencia a las hostilidades en Irak y Kuwait, la revista Time del 28 de enero de 1991 dijo: “Mientras caían las bombas y se disparaban los misiles, las esperanzas de un nuevo orden mundial cedieron lugar al desorden común”. Añadió: “Nadie debe forjarse ilusiones pensando que el nuevo orden mundial, del que tanto alarde se hace, se ha establecido o está cerca”.Esta guerra también fue llamada (por el líder iraquí Sadam Husein) como «la Madre de todas las batallas»,y comúnmente conocida como “Operación Tormenta del Desierto“, en respuesta a la invasión y anexión iraquí del Estado de Kuwait.

En un principio, la actitud tolerante que Gorbachov tenía hacia los cambios en Europa del Este, no significaba la misma tolerancia hacia los cambios radicales dentro del territorio del Unión Soviética. La represión soviética que se ejerció en los países bálticos tras la declaración de su independencia ( destacar la participación de escuadrones de UNA-UNSO en los choques con el ejército soviético alrededor de la sede del Parlamento lituano), chocaban con la intención del presidente George H.W.Bush , que había mantenido la Doctrina Reagan  hasta el final de la Guerra Fría, de mantener unas relaciones normalizadas con la URSS, avisando a Gorbachov de que los lazos comerciales entre ambos países se verían gravemente afectados si la violencia continuaba. Sin embargo, la realidad era que el Estado soviético se desmoronaba inexorablemente, hasta el golpe de gracia que supuso el fallido golpe de agosto de 1991. Para ese entonces había sido electo premier de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin, que llegó al Parlamento de Moscú para desafiar a los golpistas. Rodeado de tropas, logra convocar manifestaciones populares que harían desistir a las tropas rebeldes de apoyar el golpe.

Un número cada vez mayor de Repúblicas soviéticas manifestaba su intención de independizarse de la URSS, especialmente la RSFSR, lo que hubiese significado el hundimiento total y caótico de la Unión Soviética.Crece la rivalidad entre Gorvachov y Yeltsin, y en  diciembre de 1991, Ucrania vota a favor de la independencia.

Una semana más tarde, Borís Yeltsin se reúne con el Presidente de Ucrania, Leonid Kravchuk y el líder de Bielorrusia, Stanislav Shushkévich en Belovézhskaya Puscha. En esa reunión, por medio del Tratado de Belavezha, es declarada la disolución de la URSS y el establecimiento de la Comunidad de Estados Independientes en su remplazo.

El 24 de diciembre, la Federación Rusa toma el asiento de la URSS en las Naciones Unidas. Al día siguiente Gorbachov dimite y la URSS deja de existir.

Todo este proceso, desde las protestas de Birmania y Tiananmén, a la disolución de la URSS, es analizado por el analista político Gene Sharp,  fundador de la Institución Albert Einstein, una organización sin ánimo de lucro que estudia y promueve el uso de la acción no violenta para “democratizar el mundo”.

Esta institución organiza en 1990 una Conferencia sobre las Sanciones No Violentas que reúne a 185 especialistas de 16 países. En esta conferencia destaca, como la mayor autoridad, el coronel de infantería del ejército estadounidense Robert Helvey, experto en operaciones encubiertas y ex decano de la Escuela de Formación de Agregados Militares de Embajadas de Estados Unidos. Este ex combatiente de Vietnam, socio de Sharp desde ese momento, había sido precisamente el agregado a la embajada de Rangún hasta 1985.

Durante la Era Reagan , EE.UU. proveyó tanto abierta como secretamente ayuda a guerrillas anticomunistas y movimientos de resistencia(apoyo a los muyahidines en la guerra de Afganistán )en un esfuerzo para revertir el poder de gobiernos que contaban con la aprobación de la Unión Soviética.La “Doctrina Reagan” fue diseñada para disminuir la influencia soviética, pero también para potenciar el establecimiento de sistemas políticos y económicos orientados al capitalismo.Al finalizar la Guerra Fría, el Pentágono esperaba poder delegar en una serie de ONG’s la ejecución de labores de injerencia antes llevadas a cabo por aparatos clandestinos.La primera misión oficial del Instituto Albert Einstein se realizará en Birmania en 1992,  y los  contactos de Helvey hacen entrar clandestinamente a Sharp, por barco, al país. Así,  son las calles de Rangún las que ven salir la primera edición, en inglés y birmano, del texto central de Sharp “De la dictadura a la democracia”, libro que se convertirá en la biblia de las futuras revoluciones de colores.

golpe

La elección de Bill Clinton como presidente supone un giro en la política exterior de EE.UU. ya que, por ejemplo el fracaso de la Operación Gothic Serpent en Somalia, relega estas acciones a un segundo plano. Clinton fue criticado por no intervenir para detener el genocidio ruandés de 1994.

Durante la presidencia de Bush, la economía había entrado en recesión,  por lo que Clinton estuvo más centrado en la economía que en la política exterior. Intentó favorecer al mercado libre tras la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en respuesta del cual surgió en México una rebelión, conocida como levantamiento zapatista ya que estaba  encabezada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN),  cuando un grupo de indígenas armados intentaron ocupar 7 cabeceras municipales  en el estado mexicano de Chiapas el 1 de enero de 1994.Esta acción, que supuso el último movimiento popular revolucionario del siglo XX en el país que vio el primer triunfo de una revolución en ese siglo, como fue la Revolución mexicana, resultó una sorpresa tanto para los analistas políticos, que pregonaban “ el final de la Historia” ( Francis Fukuyama, 1992), como para los economistas, inmersos en el proceso de globalización  ( John Williamson, 1989).

Flag of the EZLN.svg

El recrudecimiento de las guerras yugoslavas, que fueron  el primer conflicto armado en suelo europeo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, forzó la intervención internacional en el conflicto.En 1994 Estados Unidos gestionó la paz entre Croacia y el Ejército de la República Bosnia-Herzegovina. Las guerras yugoslavas demostraron que el final de la Guerra Fría no suponía un mundo más seguro y que Europa no estaba a salvo de conflictos armados tal y como se creía a principios de la década de 1990.

Former Yugoslavia 2006.png

Las guerras se caracterizaron por los conflictos étnicos entre los pueblos de la ex Yugoslavia,  así como por la tensión religiosa, ya que el territorio, sobre todo en Bosnia-Herzegovina, estaba dividido entre tres religiones: ortodoxa, católica y musulmana.

Esto supuso un aumento de las reivindicaciones separatistas de otras regiones con composición étnica compleja, como el caso del Caúcaso, lo que produjo la primera guerra chechena. Debido a la política exterior llevada a cabo por Yeltsin, Rusia se convertiría en un país completamente subyugado por Occidente, e incluso perdería su área de influencia.Sin embargo, las élites de la nueva Rusia temieron que sucedieran dentro de su territorio conflictos de la naturaleza del yugoslavo, y en la mayoría de los casos las demandas se resolvieron por la vía de conceder autonomía regional y privilegios tributarios. El Tratado de la Federación Rusa fue firmado en marzo de 1992 por Borís Yeltsin y la mayoría de los líderes de las repúblicas autónomas y los gobiernos étnicos.Las únicas jurisdicciones autónomas que se negaron a firmar el Tratado de federación de 1992 fueron Chechenia y Tartaristán, ambas regiones ricas en petróleo. En 1994 se pactó entre Rusia y el gobierno autónomo de Tartaria un acuerdo que garantizaba una adecuada autonomía a los tártaros del Volga, pero Yeltsin evitó llevar a cabo negociaciones serias con el gobierno checheno, permitiendo que las relaciones se deterioraran hasta el punto de generar un conflicto general.

La guerra en Chechenia supuso un aumento de la tensión en la región, que ya se veía sacudida por la guerra civil en Georgía, como consecuencia del golpe de Estado que derrocó al presidente Zviad Gamsakhurdia. Gamsakhurdia basó su política étnica en distinguir entre aquellos en Georgia a los que calificó de “indígenas” y “colonos”, o “invitados temporales”, lo que llevó al disidente soviético y académico Andrei Sajarov a llamar a Georgia el “pequeño imperio”.Esta política dio lugar a que dos regiones del país, Abjasia y Osetia del Sur, declararan unilateralmente su independencia.Después de una cruenta guerra en Abjasia, y de que las fuerzas georgianas cercaran la capital de Osetia del Sur, se firmó un acuerdo de paz tras la mediación de la ONU y Rusia, aún así,las dos regiones mantienen de facto su independencia de Georgia.

1993 Georgia war1.svg

 

En Bosnia la guerra acabó tras la firma de los Acuerdos de Dayton el 14 de diciembre de 1995.Sin embargo los conflictos continuaron en la región. En 1996, los albaneses de Kosovo crearon el Ejército de Liberación de Kosovo, el cual llevó a cabo acciones armadas en la provincia serbia. La respuesta yugoslava incluyó el uso indiscriminado de fuerzas contra las poblaciones civil y los combatientes albaneses continuaron atacando a las fuerzas serbias y los civiles serbios de Kosovo. Esto produjo una limpieza étnica por ambas partes, que culminó con desplazamientos masivos de la población hacia los países vecinos.Después del incidente de Racak y la Conferencia de Rambouillet de principios de 1999, la cual no tuvo éxito, la OTAN procedió a bombardear Yugoslavia por más de dos meses, hasta que el gobierno de Milošević accedió a sus demandas y retiró sus fuerzas de Kosovo.

Tras los ataques aéreos de la OTAN, Otpor!, que se había formado en 1998 en respuesta a las leyes represivas contra la universidad aprobadas durante ese año, comenzó una campaña política contra Milósevic que fue duramente reprimida. Durante la campaña presidencial en septiembre de 2000, Otpor! lanzó su campaña “Gotov je” (¡Está acabado!) cuyo resultado fue la “Revolución Bulldozer”, como ya vimos.Los líderes de Otpor! usaron los textos de Gene Sharp como la base teórica para sus campañas y  fueron instruidos por Robert Helvy en técnicas de desestabilización. La financiación de Otpor! se llevó a cabo a través de una red de organizaciones, entre las que destacan la National Endowment for Democracy (NED), el Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales (vinculado al Partido Demócrata estadounidense), el Instituto Republicano Internacional (vinculado al Partido Republicano estadounidense) o la Open Society Institute International Renaissance Foundation, que forma parte de la Fundación Soros.

Durante la Guerra de Kosovo de 1999, Yeltsin se opuso firmemente a la campaña militar de la OTAN contra Yugoslavia y advirtió de una posible intervención rusa si la OTAN desplegaba tropas terrestres en Kosovo.En agosto de ese año, despidió a su primer ministro y designó a Vladímir Putin, que era relativamente desconocido en ese momento y anunció su deseo de que Putin fuera su sucesor.Ese mismo mes, y tras la invasión de Daguestán por parte de la Brigada Internacional Islámica (IIB, Islamic International Brigade),  dirigida por  Shamil Basayev y que procedía de Chechenia  en apoyo de  los rebeldes separatistas de Daguestán, se inició la segunda guerra chechena. Motivados por una serie de atentados en Rusia que causaron cientos de muertes, siendo acusados los chechenos de estos actos, el 1 de octubre las tropas rusas entraron en Chechenia.

A finales de 1999 Yeltsin y el presidente estadounidense Clinton entraron en abierto desacuerdo sobre la guerra en Chechenia.

El 31 de diciembre de 1999, en un anuncio sorpresa, Yeltsin declaró su renuncia y el primer ministro Vladímir Putin asumió la presidencia de forma interina. Las elecciones tuvieron lugar el 26 de marzo de 2000, y Putin  obtuvo una holgada victoria.

Putin aplicó una política exterior pragmática tanto con la Unión Europea  como con Estados Unidos. Apoyó a este país después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y permitió usar el espacio aéreo ruso para las cargas destinadas a la lucha en Afganistán. Sin embargo, ha habido tensiones por los planes estadounidenses de desplegar un escudo nuclear en Europa, que Rusia considera una amenaza para su seguridad; por la expansión de la influencia estadounidense a países que antes formaban parte de la Unión Soviética.

Vladimir Putin - 2006.jpg

Es así como, tras el anuncio por parte de Rusia, Francia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, de vetar cualquier documento que legitimase explícitamente el ataque a Irak, ya que  abogaban por la continuidad de la labor de los inspectores, se produjeron varios roces entre Estados Unidos y estos países.

La administración Bush, cuya filosofía política se basó en el Proyecto para el Nuevo Siglo Estadounidense, reactivo el apoyo a Otpor!, que se había transformado en partido político para participar en  las elecciones parlamentarias, y esta organización inspiró y asistió a otras organizaciones, entre ellas la georgiana Kmara parcialmente responsable de la caída de Eduard Shevardnadze durante la Revolución de las Rosas.En 2004 algunos miembros de Otpor!, entre los que destacaban Srđa Popović y Slobodan Đinović, fundan en Belgrado el Centre for Applied Nonviolent Action and Strategies (CANVAS), organización que se basa en la experiencia de Otpor! en Serbia y que busca educar a los activistas en todo el mundo en lo que considera los principios universales para el éxito.En este  sentido,  trabajó con el movimiento juvenil Pora (“Ya es hora”) ,una pieza clave en la Revolución Naranja de Ucrania.

Tras el triunfo de la Revolución de los Tulipanes en Kirguistán en 2005, tanto Putin en Rusia como Lukashenko en Bielorrusia, tomaron medidas preventivas para impedir la extensión de estos movimientos.

Durante la primera presidencia de Putin hubo varios atentados terroristas, entre ellos, la toma de rehenes en el teatro Dubrovka de Moscú en octubre de 2002 y la explosión en el metro moscovita en febrero de 2004, en vísperas de las elecciones.

Seis meses después de ser reelegido, Putin debió lidiar con la crisis de los rehenes de la escuela de Beslán el 1 de septiembre de 2004,  donde perecieron 334 rehenes, incluidos 186 niños, a manos de terroristas chechenos que atacaron un colegio de esta localidad de Osetia del Norte.

Desde un comienzo, Putin declaró como su prioridad las relaciones con los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), pero no pudo evitar un debilitamiento de esta organización.Esto ha  derivado en una serie de constantes tentativas por parte de Putin, para afianzar la influencia rusa sobre los países, no solo pertenecientes a la antigua Unión Soviética, sino de toda Asia, siendo la Organización de Cooperación de Shanghái, formada en 2001, una de las más sólidas tentativas por emprender la cooperación entre países de la región.

En ese sentido, en septiembre de 2003 se estableció un acuerdo marco para fomentar la cooperación económica entre los estados de la organización, alguno de los cuales, como Rusia, Bielorrusia, Kirguistán, Kazajistán y Tayikistán, habían formado la Comunidad Económica Eurasiática en octubre de 2000, ratificando el tratado en mayo de 2001.

Esta política de acercamiento a los países asiáticos se enmarca en la corriente del neo-eurasianismo, que se popularizó en la década de 1990 desarrollada por Aleksandr Duguin, y que considera que Rusia está más cercana cultural e históricamente a Asia que a Europa.Esta corriente se inspiró en el eurasianismo surgido principalmente en las comunidades de emigrantes rusos en la década de 1920, pero estableciendo una nueva teoría política que Duguin define como  la Cuarta Teoría Política, y que fue la base del Partido Nacional Bolchevique, fundado en 1993 por Eduard Limonov bajo el nombre de Frente Nacional Bolchevique, y del que Duguin fue uno de los miembros iniciales.En 1998 Duguin deja el partido para fundar, en 2002 el partido Eurasia, posteriormente Movimiento Eurasia, cuya actividad política persigue la creación de un Imperio Euroasiático, que implicaría la partición de antiguas repúblicas soviéticas como Georgia y Ucrania y la anexión de los territorios ruso parlantes, especialmente el este de Ucrania y Crimea.

Sin embargo, las relaciones entre Rusia y la UE han  experimentado un progresivo desarrollo. La UE es el principal cliente y también el primer proveedor de Rusia. Un 53% de las exportaciones rusas se dirigen a la UE donde adquiere un 52% del total de sus compras en el exterior.En cuanto a las fuentes de energía, el  40% del aprovisionamiento de gas europeo y más de un tercio de las importaciones de petróleo proceden de Rusia.

La ampliación de la UE en 2004, que incluía como países miembros a Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Hungría, Eslovaquia y Eslovenia, (así como a Malta y Chipre ), y la posterior adhesión de Rumania y Bulgaria, amplió la frontera entre Rusia y la UE a un total de  2.257 km, dejando el enclave de Kaliningrado sin conexión alguna con el resto de Rusia.Situado en la costa báltica, comparte frontera con Lituania y Polonia, ambos miembros de la UE y la OTAN. Esta organización también se ha ampliado, acogiendo como miembros a países que formaban parte del Pacto de Varsovia.Esto ha supuesto el aumento de la tensión entre Rusia y la OTAN, y las declaraciones por parte de Rusia de desplegar misiles nucleares en el enclave de Kaliningrado si la OTAN  construía un escudo antimisiles en Europa del Este.

En 2008, al no poder presentarse a un tercer mandato por no estar permitido en la Constitución, Putin impuso la candidatura del entonces viceprimer ministro Dmitri Medvédev en las presidenciales de 2008, el cual ganó las elecciones. Putin se convirtió entonces en primer ministro, puesto que ya había desempeñado en la última etapa de la presidencia de Yeltsin.

En agosto de 2008 estalló la guerra de Osetia del Sur.Los primeros enfrentamientos se produjeron cuando el presidente georgiano Mijeíl Saakashvili ordenó a su ejército recuperar el control del enclave osetio, independiente de facto desde 1992, pero calificado por Georgia como rebelde y perteneciente de iure a su territorio.

En función de los acuerdos de paz que pusieron fin a la Guerra Civil Georgiana, estaban presentes en la república separatista fuerzas de paz de Rusia. Estas tropas tomaron las armas de lado osetio al poco de desencadenarse los combates, así como nuevas divisiones del ejército ruso que cruzaron la frontera internacional constituyendo, según Georgia, una declaración de guerra implícita contra su país. En el mismo bando que rusos y surosetos participaron fuerzas de la república separatista de Abjasia, tanto en Osetia del Sur, enviando voluntarios a combatir a los georgianos, como en la propia Abjasia,  ya que Georgia había planeado una operación similar para Abjasia,  con el nombre en clave «Roca», pero ésta fue paralizada por la reacción de Rusia.

2008 South Ossetia war es.svg

En los últimos años la zona ha cobrado importancia estratégica en la ruta del transporte energético, rivalizando Rusia y Occidente por aumentar su influencia en la zona.Se relaciona la tensión producida  con la cumbre de la OTAN en abril de 2008 efectuada en Bucarest, en la que establecen el beneplácito para su ingreso a la Alianza de Georgia y Ucrania, sin concretar el calendario.La reacción rusa fue estrechar lazos con las regiones independentistas de Georgia: Abjasia y Osetia del Sur, distribuyendo pasaportes rusos, acercamiento que ya había comenzado tras la declaración de independencia de Kosovo. La existencia de relación entre la posible entrada en la OTAN de Georgia y el presente conflicto, es una de las causas esgrimidas por el gobierno georgiano.

En este conflicto participaron milicias ucranianas de la UNA-UNSO  en el lado de las formaciones armadas georgianas, siendo acusados por Rusia de participar en matanzas de población civil.

Como consecuencia de este conflicto Georgia abandonó la Comunidad de Estados Independientes (CEI), e instó a Ucrania y otras ex naciones soviéticas a seguir su camino y abandonar también la organización.Tanto Rusia como Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros, pidieron en sus declaraciones una solución pacífica al conflicto.

En abril del año 2009  Medvédev se reunió con el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama en Europa; en dicho encuentro estuvo de acuerdo en las conversaciones de control de armas con el fin de reducir los arsenales de armas y prevenir la propagación de armas nucleares a Irán y Corea del Norte.

En este sentido, la “Doctrina Obama” se define como el abandono de las políticas exteriores que habían resultado infructuosas e impopulares, con el fin de centrarse en las cuestiones más importantes y urgentes.Sin embargo, la administración estadounidense siguió financiando acciones de protesta en países como Irán, donde tras las elecciones presidenciales de junio de 2009 se llevaron a cabo protestas en Teherán y otras importantes ciudades, y que son conocidas como “Revolución Verde”; o en Moldavia, donde hubo protestas en contra del triunfo del Partido de los Comunistas de la República de Moldavia, en las elecciones parlamentarias de ese mismo año.En este país se mantiene un conflicto abierto con la zona rebelde de Transnistria, en la que se desarrolló un conflicto armado en 1992.

En cuanto a la política estadounidense en Oriente Medio, a los pocos días de empezar su presidencia, Obama promovió un cambio en la estrategia de guerra de los Estados Unidos incrementando el número de tropas en Afganistán y reduciendo el número de tropas en Irak. Del mismo modo el 27 de febrero de 2009 anunció que las misiones de combate en Irak concluirán el 31 de agosto de 2010 y que se efectuará el retiro total de las tropas estadounidenses en dicho país en el 2011.

Sorpresivamente, una serie de protestas  con gran presencia de jóvenes dieron lugar a una crisis política en Túnez en diciembre de 2010.Las protestas se iniciaron el viernes 17 de diciembre de 2010, cuando el joven universitario y vendedor ambulante Mohamed Bouazizi se quemó a lo bonzo en la ciudad de Sidi Bouzid, para protestar por la acción de la policía que, al confiscarle su puesto callejero de venta de frutas, le había condenado al paro y a la miseria más absoluta. Los hechos continuaron por la reacción de la población con fuertes protestas ante el suceso, así como el incremento excesivo de los precios en los alimentos básicos, la corrupción, las malas condiciones de vida de los habitantes tunecinos y la falta de oportunidades para superar la crisis económica. Estas protestas fueron las más importantes de los últimos 30 años en el país, y dieron lugar a la que se conoce como Revolución de los jazmines.Se considera que esta revolución fue el preludio de la Primavera Árabe, sin embargo, Noam Chomsky, célebre filósofo y activista estadounidense, considera que las protestas de octubre de 2010 en el Sahara Occidental fueron el punto de partida de las revueltas.

Las revueltas no tenían precedentes en el mundo árabe, ya que si bien en la historia de éste ha habido numerosas revoluciones laicas y republicanas, hasta ahora éstas se habían caracterizado por nacer a partir de golpes de Estado militares y dar paso a gobiernos en cierta medida autoritarios con o sin apoyo popular, en tanto que los acontecimientos actuales se caracterizan por un reclamo democrático, y de una mejora sustancial de las condiciones de vida.Las primeras opiniones sobre la propagación de esta revolución desde Túnez a sus vecinos árabes no se deciden sobre su éxito, pero anuncian ciertas generalidades en los países tales como la autocracia y la actual capacidad de movilización del pueblo, según intelectuales y académicos como Azzedine Laayachi y Abdennour Benantar.

En Egipto, donde las protestas comenzaron el 25 de enero de 2011, la principal meta de los manifestantes era forzar la salida del presidente Hosni Mubarak, quien llevaba en el poder casi 30 años.Después  de 18 días desde el inicio de las protestas, el viernes 11 de febrero, Mubarak finalmente dimitió.Tiempo después  se supo que Mohammed Adel, uno de los líderes del Movimiento Juvenil 6 de abril, y luego un importante organizador de la sublevación,  había recibido entrenamiento de CANVAS.

Si la estrategia de esta organización era el uso de métodos no violentos en las protestas, la represión de dichas protestas por parte de los gobiernos derivó en el uso de la violencia.La Revolución egipcia, conocida también como “Revolución de los jóvenes” o la “Revolución blanca”, tuvo como inicio el llamado “Día de la Ira” . En El Cairo unas 15.000 personas protestaron en la plaza Tahrir  y la policía lanzó gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua contra los manifestantes, quienes a su vez lanzaron piedras a la policía, que finalmente, los obligó a retirarse.Al día siguiente del «Día de la Ira», continuaron los levantamientos de miles de manifestantes. Este día se registró un incremento en el uso de la violencia tanto de los manifestantes como de la policía, con el fallecimiento de uno de los manifestantes y de un oficial de policía.La violencia siguió incrementándose, llegando a un total de más de 100 muertos en todo el país durante los días que duró la protesta.

Tanto en Túnez como en Egipto  las rebeliones derrocaron a los respectivos gobiernos en pocas semanas, pero en países como Libia o Siria, el gobierno respondió y se negó a abandonar el poder, lo que llevó a parte de la población a armarse y a comenzar guerras civiles en ambos países. En Libia, los rebeldes insurgentes derrocaron a las fuerzas gubernamentales seis meses después del inicio de la revolución con ayuda de la OTAN. Sin embargo, en Siria, la guerra se ha prolongado y el impacto bélico intensificado, sin visualizarse un fin cercano.

La Primavera árabe se enmarca dentro de un movimiento mundial de protestas con características distintas, donde podemos encontrar desde los últimos intentos de Revoluciones de colores, como la Revolución Verde en Irán, hasta protestas de carácter anticapitalista, cuyo origen se podría remontar al movimiento antiglobalización, como las protestas en Grecia del 2010 al 2012, cuyo antecedente es la revuelta del 2008 , el Movimiento 15-M en España o  Occupy Wall Street  e incluso las recientes protestas en Bosnia; pasando también por las protestas estudiantiles, como la movilización estudiantil de 2011 en Chile  o las protestas por el Proyecto de Reforma a la Educación Superior en Colombia el mismo año, así como las protestas a favor de la libertad de expresión llevadas a cabo por el movimiento YoSoy132 en México.

El domingo 4 de diciembre de 2011 se celebraron las elecciones legislativas en la Federación de Rusia, para asignar los 450 escaños de la Duma Estatal, la cámara baja de la Asamblea Federal de Rusia, el poder legislativo.Por primera vez la Duma Estatal tendría un mandato de cinco años. El mandato anterior era de cuatro años.

De acuerdo con la agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti, hubo más de 1 100 informes oficiales que reportaban irregularidades electorales por todo el país, incluyendo fraude electoral, obstrucción al trabajo de los observadores y campaña electoral ilegal.El 5 de diciembre, los opositores al gobierno comenzaron a protestar en Moscú, con alrededor de 5000 personas, denunciando a Vladímir Putin, su gobierno y unas elecciones que consideraban viciadas. Los activistas argumentaron que las elecciones habían sido una farsa y pidieron que el Primer Ministro, Putin, dimitiera, mientras que algunos exigían una revolución.Los intentos de organizar una gran protesta en la capital el 7 de diciembre se apagaron debido a la gran presencia policial en la ciudad.

Putin se había postulado  para ser presidente de Rusia por tercera vez.En la primera ronda de las elecciones realizadas el 4 de marzo de 2012,  Putin resulta ganador con el 63 % de los votos, no obstante su amplia victoria, no quedó libre de acusaciones de fraude electoral realizadas desde diversos sectores de la oposición.Putin asumió el 7 de mayo su tercer mandato,  esta vez, de acuerdo con la reforma constitucional, por seis años y con posibilidad de ser reelegido por otros tantos.El miércoles 6 de junio de 2012 la Duma Estatal (cámara baja del parlamento) aprobó una polémica ley que endurece las condiciones para celebrar mítines en Rusia, gracias a los 241 votos a favor del partido de Putin Rusia Unida (la cámara consta de 450 escaños), y los votos en contra de todas las fuerzas políticas de oposición.Esta ley venía a reforzar las declaraciones de Putin sobre  los organizadores de las protestas rusas de diciembre de 2011.En estas declaraciones les acusaba de haber sido previos consejeros rusos para Yúshchenko durante su presidencia y que se encontraban transfiriendo la Revolución naranja a Rusia.

A comienzos del 2012, la violencia en Siria aumentó radicalmente. La rebelión popular había desembocado en un conflicto armado entre los llamados rebeldes, que buscaban la pronta salida de Bashar Al-Asad, y el gobierno sirio.La creciente violencia y brutalidad en el país, hizo que la comunidad internacional llamara al conflicto en Siria una Guerra civil.

En Libia el gobierno de Alí Zeidan fue incapaz de hacer frente al problema de las milicias que habían luchado contra Gadafi en la guerra.Debido a la negativa de los principales grupos de desarmarse, estallaron diversos enfretamientos que llegan hasta el momento presente.

En las elecciones presidenciales de Egipto de 2012 ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría absoluta en la primera vuelta, por lo que se celebró una segunda vuelta electoral los días 16 y 17 de junio entre el exministro Ahmed Shafik y el islamista Mohamed Morsi.Morsi participó como candidato de su partido, Partido Libertad y Justicia, musulmán, fundado por los Hermanos Musulmanes tras la Revolución egipcia de 2011.Finalmente, Morsi resultó ganador en las elecciones con el 51.9%de los votos.Fue el primer presidente de su país democráticamente electo en sus más de 5.000 años de historia.

En política nacional, Morsi intentó aumentar la influencia del islam en la comunidad egipcia.El 23 de noviembre estallaron protestas en Egipto, que siguieron hasta diciembre, como respuesta contra la nueva ley que concentraba nuevos poderes en la figura del presidente, contemplando amplios poderes de supervisión e inmunidad legal para su persona.El decreto fue considerado por sus opositores como «dictatorial» y estallaron protestas masivas en muchas ciudades Egipto.

En este clima de protestas por toda la geografía mundial, a principios de 2013 se llevó a cabo una campaña de protestas contra el régimen del presidente de Ucrania Viktor Yanukovich, con el lema de “Levántate, Ucrania!” .La campaña fue organizada por  los partidos de oposición Svoboda, Patria y Udar, y comenzó el 14 de marzo y se prolongó hasta el 24 de agosto, como hemos visto en una entrada anterior.Esta campaña tenía por objeto deponer al Presidente de Ucrania, que había sido acusado de tratar de crear una “democracia controlada”por sus críticas a las enmiendas de 2004 en la Constitución,  que debilitan los poderes presidenciales. Durante las manifestaciones la oposición iba a anunciar la candidatura conjunta a las elecciones presidenciales de 2015 .

Como contrapartida a esta campaña, el Partido de las Regiones organizó una marcha para el día 16 de mayo, a la que llamó “En Europa, sin fascismo”, ya que consideraba que algunos partidos de la oposición, como Svoboda, eran fascistas.Además se celebraron marchas antifascistas coincidiendo con la marcha que debería haber sido el cierre de la campaña de la oposición el 18 de mayo, día en el que en Ucrania se celebra el  Día de Europa.Sin embargo, las organizaciones judías de Ucrania, como el Congreso de las Comunidades Nacionales de Ucrania y de la Asociación de Organizaciones y Comunidades Judías, ambas organizaciones pertenecientes a la Comunidad Judía de Ucraniase pronunciaron en contra de las marchas antifascistas ya que opinaban que estaban  “destinadas principalmente para desacreditar a la oposición política”.

Ambas manifestaciones comenzaron a reunirse en la plaza de Europa el 18 de mayo.Los diputados de la oposición intentaron demostrar que las autoridades provocaron desordenes en la capital al utilizar vehículos militares para bloquear el paso de los manifestantes.Ante estos hechos, los organizadores de la campaña decidieron prolongarla hasta el 24 de agosto, Día de la Independencia de Ucrania.En declaraciones a la prensa, Arseni Yatseniuk, portavoz de Patria, aseguró que “La acción ‘Levántate Ucrania’ es (…) solo un inicio de un camino largo que terminará el día de la inauguración del nuevo presidente ucraniano”, lo que podría interpretarse como un anticipo de las movilizaciones que dieron origen al Euromaidan.Anteriormente, al ser anulada  la otorgación del premio de Heroe de Ucrania a  Stepán Bandera, en 2011, los nacionalistas auguraron una “revolución nacionalista”.

En el mes de mayo de 2013 se  iniciaron  protestas en Turquía después de que alrededor de 50 ecologistas se manifestaran para salvar el Parque Taksim Gezi, en la ciudad turca de Estambul, el cual iba a transformarse en un centro comercial.Sin embargo, tras ser violentamente reprimidos por la policía mediante cañones de agua y gases lacrimógenos, se ganaron la atención de las redes sociales y la sociedad turca en general, que se unió a las manifestaciones, surgiendo así un movimiento social y antigubernamental que se expandió a otras ciudades desde la Plaza Taksim .

En junio varias manifestaciones masivas fueron planeadas por Tamarod, («rebelión» en lengua árabe), a favor de la dimisión de Mursi, primer ministro egipcio.En El Cairo, decenas de miles de manifestantes se congregaron en la Plaza de la Liberación y frente al palacio presidencial, mientras que otras manifestaciones se llevaron a cabo en las ciudades de Alejandría, Puerto Saíd y Suez. Las manifestaciones, que habían sido en gran medida pacíficas, se tornaron violentas cuando cinco de los manifestantes murieron en enfrentamientos y tiroteos separados. Al mismo tiempo, los seguidores de Morsi realizaron una manifestación en Ciudad Nasr, un distrito de El Cairo.En la mañana del lunes 1 de julio, las manifestantes anti-Morsi saquearon la sede nacional de los Hermanos Musulmanes en El Cairo.Horas más tarde en ese mismo día, el jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto, Abdul Fatah al-Sisi, emitió un ultimátum de 48 horas que dio a los partidos políticos del país hasta el 3 de julio para responder a las demandas del pueblo egipcio. El ejército egipcio también amenazó con intervenir si el conflicto no se resolvía entonces.El martes 2 de julio se inició con más protestas y la dimisión de Mohamed Kamel Amr, el ministro de Exteriores. La presidencia anunció su rechazo al ultimátum militar.El miércoles 3 de julio, el día que el ultimátum expiraba, el Ejército se reunió con varias fuerzas políticas del país para trazar una hoja de ruta ante la negativa de Morsi de abandonar su cargo; mientras que millones de manifestantes anti-Morsi se congregaban en la Plaza Tahrir, los miembros del Ejército tomaron numerosos lugares en El Cairo  y el presidente Morsi fue detenido.Tras el golpe de Estado las fuerzas armadas tomaron el completo control del país.

También durante el mes de junio de 2013 se inician una serie de protestas debido al aumento del costo de transporte público en los autobuses y el metro, en la ciudad de  São PauloBrasil. Las protestas se extendieron a otras ciudades del país, como Río de Janeiro, Recife, Porto Alegre, Manaus y Belo Horizonte entre otras.A parte de las tarifas de transporte, las protestas incluyeron otras reivindicaciones como el rechazo al aumento del volumen del gasto público en la realización de la Copa FIFA Confederaciones 2013, la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Otros temas que son base de las protestas han sido el reclamo de mayor inversión estatal en educación y salud.Las protestas se repitieron durante la celebración del Mundial de fútbol, con la celebración de manifestaciones masivas y graves disturbios, que se intensificaron en las semanas previas a su comienzo y los primeros días de su celebración.

Resultado de imagen de Las protestas se extendieron a otras ciudades del país, como Río de Janeiro,

 

El notorio acercamiento hacia los países de Latinoamérica, especialmente a los países gobernados por gobiernos de tendencias izquierdistas tales como Brasil, Ecuador y Venezuela, de las relaciones exteriores rusas, viene a ser un punto común con China, coincidiendo en muchas ocasiones, siendo uno de los casos más notorios, la Guerra civil siria, manteniendo una postura en contra de la intervención militar extranjera y vetando todas las resoluciones de la ONU que impliquen un castigo a Siria.Al ser el gobierno de Venezuela uno de los que han mostrado su apoyo al régimen sirio y han condenado cualquier acción militar en su contra, el gobierno estadounidense aumentó su apoyo a la oposición venezolana, la cual comenzó una serie de protestas a principios de 2014 contra el gobierno presidido por Nicolás Maduro,  como consecuencia de la delincuencia, alta inflación y escasez de productos básicos,  alegando que estos problemas han sido causados por políticas económicas adoptadas por el gobierno venezolano ―entre ellas los estrictos controles de precios―, que han ocasionado en el país la inflación más alta del mundo.

Estas protestas coincidieron con el Euromaidán, ya que este comenzó en noviembre de 2013 pero se alargó hasta la destitución de Yanukóvich en febrero de 2014.Puede considerarse a las protestas del Euromaidán una prolongación de la campaña “Levántate Ucrania”, que había comenzado en marzo de 2013.La propaganda distribuida durante estas protestas era similar a la utilizada en Egipto por la organización CANVAS, por lo que también se puede deducir de esto que en el Euromaidán se pretendía una re-edición de la Revolución Naranja, aunque por distintos motivos, ya que esta vez la causa de las protestas se centró en la negativa de Yanukóvich a firmar el  Acuerdo de la Asociación entre Ucrania y la Unión Europea, ya que era más ventajosa la incorporación de Ucrania a la Unión aduanera  liderada por Rusia; pero esta vez el color de la revolución se tornó más pardo.

Espero que después de esta larga disertación podáis diferenciar una verdadera revolución de una revolución dirigida, un levantamiento popular de una protesta pro-gubernamental y las consecuencias de los golpes de Estado de los golpes de Estado como consecuencia.Seguiremos analizando las protestas del Euromaidán en la siguiente entrada.

Anuncios

2 responses to “Ucrania en la encrucijada (X)

  • Xanti

    mmmm y qué me puedes decir de la supuesta revolución de checoslovaquía después de la II Guerra mundial… Son dos potencias que luchan por la hegemonía, es así. El artículo que has publicado está muy bien, pero el remate es infantil porque se te ve un poco el plumero a miles de kilómetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: