El Camino de las Estrellas y V

Terminamos esta serie, el mismo día que la empezamos, pero un año después. Espero que os haya servido para conocer más sobre las rutas que llevan al “Finis Terrae”, y si alguien se anima a realizar alguna, pueda servirle de guía, aunque como dijo Tolkien: “El camino empieza a la puerta de casa”

 

V- Caminante, no hay camino.

“Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.”
 Antonio Machado.
Con este poema de Antonio Machado se pone de relieve que la intención del viajero, al emprender el viaje, es lo importante, y que el camino que se siga es secundario.
Como habéis podido comprobar en las entradas anteriores, son muchos los caminos que conducen al “Finis Terrae”, y no importa cual se escoja para llegar hasta allí.De hecho, muchos de ellos aprovechan el trazado de vías anteriores, y alguna de estas rutas se aprovechó para trazar nuevas carreteras.

Es el caso de varias autovías, como la A-231 o autovía del Camino de Santiago, la A-66 o autovía Ruta de la Plata, o la AP-8/A-8 o autopista/ autovía del Cantábrico.Estas carreteras, cuyo trazado es transversal, o longitudinal al relieve de la Península, suponen, aparte de un aprovechamiento de antiguas rutas, y un relanzamiento de los Caminos de Santiago, una alternativa al trazado radial, que tradicionalmente era el predominante en las comunicaciones españolas. 

Algunas de estas carreteras radiales, que en la actualidad ya son autopistas o autovías en su totalidad, o parte de su trazado es alternativo a una autovía, se trazaron de forma paralela a caminos usados para llegar al “Finis Terrae”.Este es el caso de la A-6/AP-6 o autovía del Noroeste ( tiene un tramo de autopista de peaje), cuyo trazado es paralelo al Camino de Madrid.

 

Sin embargo, el camino utilizado al emprender un viaje no es lo importante, ya que, por sí solo, el viaje es lo que el viajero considera importante.

Para conocer profundamente la forma o el estilo de vida de una sociedad debemos ir hasta ella y empaparnos de su cultura ya que es la única forma de comprender sus costumbres, formas de actuar, de comportarse e incluso su lenguaje.

Aunque, en los tiempos que corren, en los inicios del siglo XXI, las herramientas al alcance de la mano de cada persona, le dan la posibilidad de conocer el mundo sin moverse de su casa.Aún así, la memoria colectiva de nuestro pasado como nómadas, nos hace desear emprender el viaje.Y es que el hecho de viajar, abre la mente del viajero a nuevas culturas y costumbres desconocidas.

Pero no hace falta ir muy lejos para emprender un viaje.Basta con querer conocer mejor lo que tienes más cercano.De hecho, seguramente hay lugares que pueden ser desconocidos,  y sin embargo se encuentran más cerca de lo que imaginas.

Las Médulas-León

 

Preparar el viaje es una de las cuestiones que hay que tener en cuenta antes de emprenderlo.Para ello es bueno tener a mano una guía de viaje, que puede resultar casi imprescindible, si se quiere tener una idea aproximada de lo que nos vamos a encontrar en nuestro destino.Pero muchas personas se lanzan a viajar por el mero placer de hacerlo, o por la aventura que implica, y no necesitan para ello de una guía o de otro tipo de indicación o ayuda, simplemente descubren aquello que encuentran en su viaje.

Puede considerarse que la primera guía de viaje de la historia es la Descripción de Grecia, obra del escritor y geógrafo griego Pausanias, que pudo haber sido escrita entre el 160 y el 180, casi enteramente durante el reinado del emperador Marco Aurelio. A lo largo de los diez tomos de la obra, Pausanias realiza una descripción detallada de monumentos, templos y edificios, al tiempo que relata numerosos episodios históricos o legendarios relacionados con ellos o con los territorios que describe.

Para poder seguir el intrincado laberinto que suponía la red de vías romanas, se publicaron los llamados “itinerarios”, de los cuales se conservan algunos, el más famoso de ellos es el Itinerario de Antonino.En este documento se señalan 372 rutas, y en cada ruta se identificaban mansiones, correspondencias y millas.

Es en la Edad Media cuando surge la idea de ayudar a los viajeros mediante libros o guías que describan las etapas de los viajes, sobre todo para describir los caminos utilizados en peregrinaciones.Es el caso del Codex Calistinus“, cuya autoría o, al menos, de su quinto libro,se atribuye a Aymeric Picaud, sacerdote francés del siglo XII, y que es considerado como la primera guía de viajes del Camino de Santiago.

Muchas guías turísticas para los viajeros en busca de los artefactos, de los monumentos y de los tesoros del Cercano Este antiguos fueron escritas por cazadores de tesoros y los alquimistas árabes experimentados que fueron superventas en el mundo árabe medieval. Éste era particularmente el caso en el Egipto árabe, donde las antigüedades egipcias antiguas fueron altamente valoradas por los primero egiptólogos.

Hay que mencionar también que las guías de viaje pueden incluirse como un apartado especial de la literatura de viajes, aunque ésta  no constituye una categoría o un género literario universalmente reconocido.Se trata de textos que recogen los acontecimientos, los sentimientos y las voces de un viaje realizado por el narrador, que puede o no coincidir con el autor empírico.La literatura sobre viajes en verdad no es nueva, ya que el viaje constituye algo intrínsecamente literario y es uno de los temas frecuentes en, por ejemplo, las epopeyas (la Odisea de Homero, las Argonáuticas de Apolonio de Rodas, la Eneida de Virgilio, entre otras).

Dentro de esta categoría se pueden distinguir los relatos de viaje, que pueden estar basados en hechos reales o ser una construcción especulativa o ficticia.Para considerarse relatos no deben ser una simple colección de fechas, horas y sucesos, como podría ser un diario de viaje o una bitácora de navegación.Pueden además contar aventuras, exploraciones, experiencias o conquistas que el narrador haya visto o protagonizado personalmente.

Algo más completo es el libro de viaje, publicación de las experiencias y observaciones realizadas por un viajero. Estos libros suelen estar ocasionalmente ilustrados con mapas, dibujos, grabados, fotografías, etcétera, realizadas por el autor o por alguno de sus compañeros de viaje.El libro de viajes real es un género, que cuenta con numerosos precedentes medievales: Al aya’ib al-Hind o Maravillas de la India de Buzurg Ibn Shahriyar en el siglo X; el del judío Benjamín de Tudela en el siglo XII; el de Ibn Battuta (primera mitad del siglo XIV) a través de todo el Islam;  los viajes de Marco Polo o Libro de las maravillas; la Embajada a Tamerlán de Ruy González de Clavijo, etcétera.

Marco Polo, Il Milione, Chapter CXXIII and CXXIV.jpg

En el Renacimiento y el Barroco hubo un gran desarrollo del género a causa de los grandes descubrimientos geográficos, de forma que se creó el rico subgénero de la crónica de Indias. Entre los cronistas de indias más famosos hay que destacar en particular a Hernán Cortés y sus Cartas de relación; a Gonzalo Fernández de Oviedo, a Álvar Núñez Cabeza de Vaca y a Bernal Díaz del Castillo, de profundo sabor épico. Obras que hablan de aventura, conquista o exploraciones son recogidas bajo esta categoría, como por ejemplo la Historia  de Indias de Fray Bartolomé de las Casas

Es precisamente en esta época, con la ampliación de las rutas que los viajeros pueden recorrer, cuando se van abandonando caminos que habían sido transitados durante la Edad Media, como el Camino de Santiago.

La costumbre, a partir del siglo XVIII, del Grand Tour o viaje por Europa que solía culminar la formación universitaria de los jóvenes miembros de las grandes familias de la nobleza y la burguesía para desarrollar el aprendizaje de idiomas y el establecimiento de relaciones internacionales, fue desarrollando el género desde entonces.También los viajes de exploración y las expediciones científicas, como , por ejemplo, la expedición Malaspina, realizada por Alejandro Malaspina, desarrollaron este género literario, gozando de  particular fama los Diarios de viaje de Guillermo de Humboldt.

Es preciso diferenciar el género del libro de viajes anovelado, como el que cultivaron el francés Jules Verne y el español Esteban Hernández y Fernández en el siglo XIX. La literatura se ha enriquecido permanentemente a lo largo de los tiempos mediante el aporte de la narrativa de viaje, existiendo muchos ejemplos que ilustran este hecho, entre estos podemos citar a escritores como Joseph Conrad, Herman Melville, David Livingstone, Robert Louis StevensonErnest HemingwayAlberto Moravia, André Gide, Robert D. KaplanAlexandra David-Néel, Cees Nooteboom, Javier Reverte, Ryszard Kapuscinski o Jordi Esteva entre otros.

 

Con la aparición de la tecnología digital, existe mucha información en línea accesible vía una página web.Esto ha permitido, tanto a los viajeros como, por ejemplo, a los editores de guías de viaje  mantener y conseguir la información sobre viajes totalmente al día.

También, la posibilidad de contar la experiencia por vía digital, ha hecho que proliferen los blogs de viajes, auténticos relatos, a veces en tiempo real, de viajeros que sirven de guía a otros viajeros.

Bien sea a través de la lectura de una novela, de la descripción de una exploración como, por ejemplo, el viaje de Darwin en el Baegle  o mediante la consulta de una guía de viajes como la famosa Guía del Trotamundos, el gusanillo de la aventura penetra en el posible viajero, dándole alas para iniciar su viaje.Y es así como muchas personas hacen camino al andar, para que otras puedan seguir sus huellas, llegando hasta los confines de la Tierra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: